Despliega el menú
Deportes

ESPAÑA-HONDURAS

España necesita creer

Tras el fiasco del estreno ante Suiza, hoy es imperiosa una victoria convincente ante la débil Honduras.

Casillas, sin barba, durante el entrenarmiento que realizaron ayer en el estadio Ellis Park.
España necesita creer
JUAN CARLOS CáRDENAS/EFE

España está contra las cuerdas y esta noche se juega buena parte de sus opciones de supervivencia en el Mundial en el duelo que le mide a Honduras, selección que también está obligada a puntuar si no quiere despedirse.

Las dos selecciones comenzaron el torneo con sendas derrotas y ocupan la cola de su grupo. Pero si lo ocurrido con Honduras podía entrar dentro de los pronósticos, no así lo de España, la actual campeona de Europa, que llegó a Sudáfrica como una de las grandes favoritas. La inesperada derrota por 1-0 ante Suiza ha bajado al suelo a los españoles y, gracias al buen inicio de los helvéticos, ha puesto el grupo al rojo vivo. Desde hoy, cada cada gol y cada punto van a valer oro molido.

España tiene hoy ante sí varios retos: mejorar su juego, conseguir una victoria convincente y marcar goles. Precisamente, no debería despreciar esta última circunstancia ya que puede ser decisiva el último día para resolver el pase a octavos en el caso de empate a puntos.

Vicente del Bosque, el seleccionador español, se ha mostrado en las últimas horas más precavido que nunca y apenas ha dado pistas sobre la alineación. No se espera ninguna revolución respecto al equipo que actuó ante Suiza, pero sí es más que probable que Fernando Torres actúe como titular.

Si el atacante del Liverpool entra en el equipo, la duda es saber quién se quedará fuera. Si es David Silva, Del Bosque no se vería obligado a retocar casi nada. Pero si es un medio centro -Sergio Busquets o Xabi Alonso-, sí debería hacer varios ajustes. En los últimos días también se ha especulado con la posibilidad de que Cesc Fábregas entre en el equipo, pero parece una novedad demasiado drástica para un hombre como Del Bosque, tan poco dado al exceso de ruido. En todo caso, Del Bosque permanece atento a la evolución de Andrés Iniesta, quien lleva sufriendo problemas en la pierna derecha durante todo el Mundial. No obstante, lo más seguro es que no juegue.

Durante estos días, el seleccionador puso vídeos a sus jugadores en los que repasó los errores cometidos ante Suiza. En ese partido, el equipo se hartó de llegar y tocar, pero le faltó agresividad y profundidad en los metros finales. Es lo que el seleccionador español no quiere hoy que se repita.

Honduras se presenta al duelo frente a España tras su derrota por 1-0 ante Chile, que seguramente mereció ser más contundente. El equipo hondureño de Reinaldo Rueda mostró una imagen digna, cierto es, pero nunca estuvo cerca del triunfo.

Rueda ha preparado ante España un partido lleno de precauciones. Necesita los puntos, pero no se va a poner nervioso. Por eso ha diseñado un duelo eminentemente defensivo. España teme que todos los rivales le jueguen como Suiza: situando dos líneas muy juntas y cerca del área. Y hoy Honduras puede confirmar esa sospecha. El técnico centroamericano planea jugar con Carlos Pavón como único punta y, por detrás, tendría una línea de cinco volantes compuesta por Wilson Palacios, Amado Guevara, Edgar Álvarez, Ramón Núñez y Roger Espinoza.

España tiene la espada de Damocles sobre su cabeza. Sabe que está obligado a ganar los dos partidos del grupo para seguir adelante. Sabe que un triunfo convincente esta noche le haría recuperar buena parte del crédito perdido y mejorar su actual grado de autoestima. En frente, la modesta Honduras sueña con ser la Suiza de hace unos días en un Mundial donde se está demostrando que las cenicientas no existen y los favoritos están cada vez más a su alcance.

La hora del ser o no ser le ha llegado demasiado pronto a la selección española. Todo lo que no sea la victoria significaría algo parecido a una debacle. Incluso lo sería el empate, por mucho que este resultado no vaya a significar, en ninguno de los casos posibles, la eliminación directa del equipo nacional.

Etiquetas