Despliega el menú
Deportes

ESLOVENIA 2 - EE. UU. 2

Estados Unidos frena el sueño esloveno

Los norteamericanos remontaron en la segunda parte un 2-0 y se mantienen con opciones para la última jornada.

Bradley celebra el empate
Estados Unidos frena el sueño esloveno
AFP PHOTO

La selección de Eslovenia perdió una ocasión de oro de poner pie y medio en los octavos de final del Mundial de Sudáfrica al empatar a dos goles con Estados Unidos. Los pupilos de Matjaz Kek desperdiciaron el 2-0 con el que se marcharon al descanso al descanso, un error que les puede costar su continuidad en la Copa del Mundo.

Sobre el césped de Ellis Park se enfrentaron dos equipos de perfiles muy similares -solidez atrás, cierto talento en el centro del campo y escasez de ambos en la ofensiva-. La balanza estuvo sobre todo del lado de los eslovenos, que con un tempranero tanto y otro al final del primer tiempo habían puesto rumbo hacia la segunda fase, además de asegurarse un encuentro final con Inglaterra más 'tranquilo'.

Pero los estadounidenses apretaron en la segunda parte y los goles de Landon Donovan y Michael Bradley les hicieron salvar un nuevo empate y afrontar con optimismo el último choque ante el teórico rival más asequible, Argelia.

Eslovenia golpea primero

Un preciso disparo de Valter Birsa abrió el marcador para el combinado europeo antes del cuarto de hora y fue entonces cuando se vieron las deficiencias arriba de los de Bob Bradley, a los que les faltaron argumentos para crear problemas a Handanovic. Sin Clint Dempsey a su mejor nivel, Landon Donovan no bastó para enlazar con Altidore y Findley, más físicos que talentosos, y el sólido entramado defensivo esloveno, su seña de identidad, frenó las escasas acometidas.

Paulatinamente, y con los balcánicos refugiándose cada vez más en la parte trasera para salir al contragolpe, los americanos fueron despertando. Así, en apenas diez minutos tuvieron tres ocasiones para lograr el empate. Handanovic tuvo que estar atento a un lanzamiento escorado de falta José Francisco Torres. A continuación, y tras el saque de esquina, Demerit cabeceó con peligro, pero sin acierto.

Fueron los momentos de mayor agobio para Eslovenia, que parecía que sufriría para aguantar el 1-0 hasta el descanso cuando Brecko le quitó la igualada a Donovan sobre la misma línea de gol. Y poco después, los de Matjaz Kek golpearon contundentemente con el 2-0 a falta de tres minutos para el descanso, obra de Ljubijankic, y que dejó tocado al combinado de las 'barras y estrellas'.

El hijo del seleccionador

Pero los Estados Unidos encontraron aire nada más iniciarse la segunda parte. Un balón a la espalda de la defensa eslovena fue controlado por la estrella norteamericana, Landon Donovan, que, pese a estar escorado, disparó un trallazo ante el que Handanovic no pudo responder.

Apoyados en este tanto, los de Bob Bradley se lanzaron a por el empate ante un combinado que prefería no dejar demasiados espacios e intentar aprovechar los huecos que los minutos fuesen dejando en la defensa americana, por lo que las ocasiones llegaron con cuentagotas.

Un disparo de Altidore, demasiado centrado, y uno lejano de Bradley, fueron el único bagaje del dominio del subcampeón de la Copa Confederaciones, que justo empató cuando había metido más delanteros.

El seleccionador norteamericano encontró el premio a su arriesgada apuesta en las botas de su hijo, cuando este remató un balón suelto dentro del área y firmó el 2-2. Ahora, fue Eslovenia la que quedó 'tocada', pero logró sobrevivir y salvar una amarga igualada, pero que la sigue haciendo depender de sí misma.

Etiquetas