Deportes
Suscríbete

CAI ZARAGOZA

En una gran forma física

El CAI ha llegado del verano en muy buen estado, lo que augura un arranque de nivel.

Las primeras semanas fueron de intenso trabajo físico para el CAI.
En una gran forma física
OLIVER DUCH

Si hay algo que ha llamado la atención especialmente en lo que lleva de preparación el CAI Zaragoza es que su estado físico es más que aceptable. Las habituales imágenes de jugadores 'rendidos' tras los primeros amistosos no se han visto esta pretemporada. Y es que el conjunto rojillo está en una gran forma física. Los veteranos han vuelto 'finos', los nuevos son portentos físicos y hasta los jóvenes han dado un paso adelante en ese aspecto. Esa situación actual, unida a que los internacionales ya han realizado su propia pretemporada, augura un arranque liguero a muy buen nivel. Por lo menos en el apartado físico. Sólo cabe esperar que el baloncesto y el acierto también acompañen.

Todas esas sensaciones captadas desde el exterior las confirmaba ayer el preparador físico del CAI Isaac López. El equipo está en buena forma y señala dos motivos importantes que han hecho subir esa condición física. Por un lado, que tanto los jóvenes como los vinculados «han seguido un plan específico de trabajo desde el año pasado. Han dado como tres pasos hacia delante, así que el nivel de los entrenamientos es más alto y eso se ve refrendado luego en la cancha». Entre ellos, López destacaba la evolución de Javi Marín, Roberto Pérez, Jorge Cano e incluso del veterano Rogelio Legasa.

Y la otra razón está en los jugadores que ya estuvieron la campaña pasada y en los nuevos: «Cabezas ha venido como un caballo (es el que más ha sorprendido), y aún le quedan pasos por dar, y Toppert ha vuelto con seis kilos más, pero de materia efectiva, porque tiene menos de grasa». Además, insiste en que los nuevos «han hecho dar un salto de calidad. Y es que Stefansson o Burtschi son portentos físicos».

Uno de los pocos lunares en ese aspecto está siendo el estadounidense Bracey Wright. Sin embargo, López explica que el jugador «ha guardado reposo este verano por una pequeña lesión que tuvo al final de la temporada pasada y eso ha hecho que «le haya costado un poco entrar, pero ya se nota el cambio en los últimos días, y estoy seguro que en Viella ya se le verán cosas de calidad».

A todo esto se añade que Van Rossom, Archibald y Hettsheimeir se incorporarán después de competir con sus selecciones, por lo que su estado de forma será bueno: «Los internacionales llegan después de haber realizado trabajo específico y, además, con ritmo de competición».

Esa situación global de la plantilla provoca que «cambie el planteamiento físico. Este año nos encontramos con jugadores con rodaje alto y se pueden hacer cosas específicas antes de tiempo», añadió.

Una concentración diferente

Lo que también cambia en la preparación es la concentración de Viella. El lugar es el mismo, pero este año se va en la cuarta semana de preparación y no en la segunda. «Los contenidos de trabajo cambian. Además, en seis días tenemos tres partidos y venimos de unas jornadas de mucha carga física. Por eso, en el 'stage' nos centraremos en ejercicios de gimnasio por la mañana y de pista por la tarde», explicó.

Pero lo importante es cómo llega el equipo al inicio liguero. Y todo indica que lo hará en buenas condiciones: «Llegar al primer partido a un nivel alto es complicado, pero el perfil del jugador que tenemos este año es más físico y a priori esperamos que el equipo llegue bien trabajado. La teoría dice que tendremos un nivel superior que en otras ocasiones».

Etiquetas