Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

GOLF

En inglés o a la calle

Hablar inglés o ser suspendida, ese es el dilema que enfrentarán a partir del próximo año las jugadoras de la Asociación femenina de Golfistas Profesions cuales 45 son surcoreanas.

Según el sitio especializado Golfweek.com, la principal jugadora surcoreana en el circuito, Se Ri Pak, ganadora de cinco torneos Gran Slam, apoya la medida de la LPGA, pero se inclina por poner multas monetarias a las jugadoras en vez de suspenderlas.

"Estamos de acuerdo en que deberíamos hablar inglés. Cuando ganamos, debemos dar nuestras declaraciones en inglés", indicó Ri Pak. Empero, la estrella sudcoreana defendió a sus compatriotas que se expresan en su lengua natal al señalar: "La mayor parte de la veces estamos nerviosas. Tenemos que hablar en un lenguaje totalmente diferente delante de las cámaras, y una está excitada y no piensa en inglés".

El dinero

Dirigentes de la LPGA han señalado que por ser la Liga un circuito estadounidense, las jugadoras necesitan interactuar con los patrocinadores. Sin embargo, en momentos en que otras Ligas profesionales como la NBA priorizan la globalización de su deporte abriendo sus puertas a jugadores de todo el mundo, con un éxito notable, la medida de la LPGA parece desfasada en el tiempo.

Varios medios de prensa estadounidenses han criticado la disposición de la LPGA y señalan que lo que sus ejecutivos deben hacer es enseñar otros idiomas a la inmensa mayoría de jugadoras de habla inglesa que hay en el circuito, y así podrían ampliar su imagen a otros mercados.

Los ejemplos más fehacientes son la mexicana Lorena Ochoa y la colombiana Maritza Baena, quienes han sido magníficas embajadoras del golf femenino en sus respectivos países. Ambas hablan fluidamente inglés por haber estudiado en universidades estadounidenses, y han grabado comerciales en esa lengua para la televisión norteamericana, pero también utilizan su español natal para firmar jugosos contratos con firmas comerciales de América Latina.

Etiquetas