Despliega el menú
Deportes

REAL ZARAGOZA

En busca de liquidez

>> El Zaragoza "exige" el pago de los compromisos pendientes, sobre todo, de la televisión autonómica.>> El impulso a sus ideas depende de esa disponibilidad económica.

Agapito Iglesias, en una reciente comparecencia en rueda de prensa.
En busca de liquidez
José Miguel Marco

Las apremiantes cuestiones económicas que debe afrontar el Real Zaragoza han obligado a la entidad blanquilla a plantearse la forma de lograr una liquidez inmediata. El club ha abierto todos los grifos posibles para tratar de lograr el dinero necesario para resolver los múltiples frentes abiertos en la nueva era con Agapito y sus discípulos al frente del equipo.

 

De hecho, el director general, Gerhard Poschner, explicó ayer que la entidad va a "exigir el cumplimiento" de los compromisos que otros organismos y entidades han contraído con el conjunto aragonés.

 

Poschner no quiso concretar más a qué se refería con esta solicitud, pero sí reconoció que el actual presidente, Agapito Iglesias, había concretado una petición de 15 millones de euros a la televisión autonómica. Al mismo tiempo, se plantean también peticiones a otras instituciones, en concreto, el Gobierno de Aragón.

 

De momento, el Zaragoza ha logrado una demora de quince días en el pago del préstamo con el que debe hacer frente a los pagarés que se entregaron a los jugadores por el pago del primer plazo de la ficha de la campaña anterior.

 

De hecho, el propio Poschner, en compañía del director corporativo, Javier Porquera, mantuvo un encuentro con los jugadores el lunes pasado, después del entrenamiento, para explicar la situación económica de la entidad y transmitirles tranquilidad sobre el pago que debe llevar a efecto a la entidad Cajalón. Esta circunstancia repercute de forma directa sobre los jugadores que han hecho efectivo el cobro de los pagarés.

 

El club dio ayer la orden para que se haga efectivo el pago las nóminas correspondientes al mes de diciembre.

 

Pero las exigencias inmediatas son mucho más numerosas: el representante del ex técnico zaragocista Marcelino García Toral, Eugenio Botas, mantiene abierto el diálogo con el Real Zaragoza para fijar el finiquito con el que se cerrará la relación contractual entre el asturiano y el cuadro aragonés. La cantidad ronda los 4 millones de euros, aunque todavía es preciso llegar a un acuerdo definitivo, que puede llevarse a cabo en los próximos días.

 

Pero es que cualquier otra iniciativa pasa por la necesidad de una garantizada disponibilidad económica. La insistencia del entorno de Agapito Iglesias en la llegada de refuerzos y en la salida de jugadores pasa, de forma imprescindible, por ese respaldo económico que ahora busca el Real Zaragoza.

 

El club baraja diversas alternativas para reforzar el equipo. Se ha negociado con el guardameta Doblas -en la actualidad en las filas del Huesca- y tantea también a Calatayud, que milita en el Hércules. Y resulta imprescindible para el vestuario que dirige José Aurelio Gay el refuerzo de un delantero que sea capaz de convertir las ocasiones de gol que se crean.

 

El jugador del Recreativo Adrián Colunga es una opción, como también el argentino del Bolonia Osvaldo. Pero la situación del propio Real Zaragoza y la imagen de su gestión económica no es el mejor escaparate para los futbolistas. Y así, el interés mostrado por el Espanyol -un equipo que en otras ocasiones no sería rival para la escuadra zaragocista- puede complicar de forma muy importante su posible incorporación -deseada por los técnicos blanquillos- al cuadro de La Romareda.

 

De forma paralela, la idea de los rectores del cuadro blanquillo es hacer sitio en el vestuario a los que han de venir. ¿Cómo? Sobre el papel, dándoles las bajas a los futbolistas que no cuentan. Aunque para ello, habría que firmar un acuerdo de rescisión, con importantes desembolsos.

 

Otra de las alternativas es tratar de encontrar un accionista con el que compartir la propiedad. Esta opción -lo mismo que la venta, que también ha barajado el Gobierno de Aragón- resulta complicadísima. Hasta entonces, busca la forma de lograr una liquidez cada vez más imprescindible.

Etiquetas