Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

ATLETISMO

Eliseo y Morató reinan en Muel

Los obstaculistas olímpicos se impusieron en la cuarta edición de la prueba zaragozana.

Eran la principal atracción, las estrellas que iluminaban la cuarta edición de la Milla de Muel y no defraudaron. El montisonense Eliseo Martín y la barcelonesa Rosa Morató, campeones de España de 3.000 obstáculos y olímpicos en Pekín, fueron los vencedores absolutos de una competición que se ha convertido, por méritos propios, en un referente del atletismo nacional y regional. El buen trabajo del CD Muel, junto con el Ayuntamiento y su área de Deportes, permiten que se disfrute de una prueba que deleita a mayores y pequeños. Ayer, la respuesta volvió a ser total y más de un millar de personas se dieron cita en la avenida García Jiménez, bien vestidos de corto y preparados para correr o, simplemente, como meros espectadores. Todos quisieron acompañar a los corredores y darles su apoyo en el circuito, preparado con una 'cuerda' de 402 metros y una decisiva última curva, en el que los atletas cubrieron los 1.609 metros obligatorios.

Las carreras de las categorías inferiores abrieron el espectáculo a las 19.30, para dar paso a la carrera popular, que fue preludio de la prueba absoluta femenina. Una carrera que tuvo como protagonista a la zaragozana Isabel Macías, encargada de endurecerla con constantes cambios de ritmo y con Rosa Morató a su sombra. La catalana le adelantó en la última curva y tomó una pequeña ventaja que Macías no pudo restar. Morató puso su nombre en el palmarés de la Milla de Muel (5.11) y Macías (5.14) volvió a acariciar el triunfo. Completó el podio una especialista en la distancia, Beatriz Antolín, con 5.16. La binefarense Elian Périz acabó cuarta (5.19) y Marisa Casanueva, quinta (5.24).

A Eliseo Martín se le resistía la victoria en Muel tras tres ediciones. Por eso había preparado la carrera con especial mimo. Sabía que sus principales rivales -los mediofondistas Pedro Esteso y Felipe Carnicer- corrían el martes en Zagreb, en el Gran Prix de Croacia, y guardaban fuerzas. Fue el más listo. Llevó los primeros mil metros a ritmo brutal, a base de tirones, que es lo que más duele, para descolgar a los enemigos. Se plantó en la meta en un tiempo de 4.25. Alberto Sábado (4.27) firmó una gran carrera, de atrás hacia delante, e hizo valer su mejor punta de velocidad para adelantar a Esteso (4.28). Por detrás finalizaron Álvaro Rodríguez (4.29) y José Manuel Allueva (4.30).

Al finalizar la fiesta deportiva, Morató recibió un emotivo homenaje de todos los aficionados y se le hizo entrega de una placa. Además, el olímpico de Monzón vivió emocionado la entrega de trofeos ya que disfrutó con el 'bautismo' atlético de su hijo, Adrián, que lució un chándal del Club Deportivo Muel.

Etiquetas