Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

El Zaragoza gasta 16,8 millones en fichajes y el resto de equipos de Segunda suman solo 1,9

A nueve días del cierre del mercado, solo Barcelona, Atlético de Madrid y Sevilla superan al club aragonés en este capítulo.

¿De dónde saca el dinero el Zaragoza? Se lo preguntan en San Sebastián, en Murcia, en Valencia, en Vigo... Tal interrogante se formula en casi todas las plazas de la Segunda División. El club aragonés está deslumbrado al resto de competidores en la lucha por el ascenso a la máxima categoría del fútbol nacional por su capacidad de gasto.

Hasta aquí, cuando todavía queda una semana para cerrar el mercado de fichajes, el desembolso aprobado por Agapito Iglesias y Eduardo Bandrés se eleva a casi 17 millones de euros, una cantidad inalcanzable para cualquiera de los demás equipos de la categoría de plata.

Diez millones ha destinado el Zaragoza a la compra, en propiedad, de los derechos federativos del brasileño Ricardo Oliveira, la pasada temporada cedido por el Milán. Otros cuatro millones se han ido en la incorporación de Javier Arizmendi, jugador que pertenecía al Valencia. Por Braulio se pagaron dos millones al Atlético de Madrid. Y por Pablo de Barros, que parece predestinado a una cesión, se liberaron 0, 8 millones.

Ninguna otra economía de la actual Segunda División cuenta con músculo financiero semejante. Es más, a la gran mayoría no les da siquiera para abordar una sola de estas operaciones. Por ejemplo, la Real Sociedad, otro equipo con tradición y solera en Primera División, atraviesa por muy complejos problemas económicos. El club donostiarra está acogido a la Ley Concursal. De no mediar la aplicación de esta normativa, hubiera sufrido un descenso administrativo. Por situación similar atraviesa en Levante, rival del pasado año en Primera. Sus cuentas también están intervenidas. De igual modo, las estreches económicas ahogan al Celta de Vigo. El club gallego también se ha visto en la obligación de sujetarse en la tabla de salvación que es, a estos efectos, la nueva ley concursal.

El Murcia, que se ha animado a comprar en el mercado de verano, ha gastado 1,3 millones. Ha pagado 1,1 por Despotovic, jugador proveniente del Rapid de Bucarest, y 0,2 por Xisco Campos, del Écija. Por sorprendente que pueda parecer, el conjunto entrenado por Javier Clemente es el segundo en gasto en la Segunda División. Le sigue en el ránking el Castellón, que ha gastado 0,6 millones en la adquisición de José Leonardo Ulloa, futbolista argentino traspasado desde el Olimpo (Bahía Blanca).

El resto de la Segunda División vive en economía de guerra, de austeridad y sujeción del gasto. Nadie más ha invertido nada en lo que va de verano. Quien se ha reforzado lo ha hecho a través de cesiones o de la incorporación de hombres libres o poseedores de la carta de libertad. Ni un euro se ha destinado a refuerzos. Sirva como botón de muestra la Sociedad Deportiva Huesca, que está completando una pretemporada esperanzadora para sus objetivos. Ha incorporado a nueve jugadores a coste cero.

Como ya sucedió la pasada campaña, el Real Zaragoza se está convirtiendo en uno de los clubes de todo el fútbol español más destacados a la hora de comprar. Por ahora, sólo han gastado más Barcelona, Atlético de Madrid y Sevilla.

Etiquetas