Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

El Zaragoza descansa

El técnico suprime el entrenamiento previsto para hoy por la fatiga y las molestias de varios de sus futbolistas.

El Zaragoza volverá al trabajo mañana a las 10.30 en La Romareda y a puerta cerrada.
El Zaragoza descansa
TONI GALáN/A PHOTO AGENCY

Los pulmones a cero. La musculatura entumecida. El Real Zaragoza se ha quedado vacío de oxígeno y de fuerzas, y José Aurelio Gay decretó ayer la suspensión del entrenamiento previsto para hoy a las 10.30 en la Ciudad Deportiva. La medida obedece, básicamente, a la fatiga acumulada por los futbolistas en las últimas tres semanas -con siete partidos programados- y las incipientes molestias musculares que están comenzando a sufrir diversos componentes de la plantilla.

El entrenador ha reprogramado la agenda del equipo y ha considerado que el mejor modo de cocinar el choque del domingo es con las piernas y los pulmones cargados tras una jornada de descanso que inicialmente no estaba incluida en el plan semanal de trabajo.

El desgaste de los últimos partidos, casi todos, encuentros duros y tensos, y el estrés generado por la complicada situación deportiva, ha provocado que varios futbolistas de la plantilla hayan alcanzado sus límites físicos. La combinación de marcadores a remolque y estados de ansiedad siempre multlipican la huella del cansancio.

Esto, unido a la poca longitud del plantel, ha conducido a Aurelio Gay a levantar el pie y dar un respiro a sus futbolistas en una semana culminada por el vital partido ante el Sevilla. La factura de la eliminación contra el Betis también ha afectado al aspecto físico de los jugadores. Especialmente en el tramo final del partido del miércoles, pudo advertirse la escasez de fuelle del equipo. Ya el encuentro de Mallorca, largo y sufrido, había dejado a la plantilla vacía de aliento.

También han influido de forma singular los 148 minutos jugados en inferioridad como consecuencia de las cuatro expulsiones encadenadas ante Sporting de Gijón, Athletic de Bilbao, Barcelona y Valencia. Esto obligó a redoblar esfuerzos sobre el campo.

En cuadro

De igual modo, las musculaturas de varios futbolistas están emitiendo señales de precaución en las últimas semanas. Maurizio Lanzaro, Jorge López o Ander Herrera son algunos casos recientes. Como se ve, las fibras se resienten. Otros como Gabi o Contini se encuentran en riesgo y por eso ayer se dedicaron en exclusiva a trabajar en el gimnasio: banco de masajes, linimento y muchos mimos.

Precisamente estos dos jugadores forman parte del grupo de jugadores más necesitados de descanso. Lo han jugado casi todo en la temporada. Gabi lleva pleno de minutos en Liga y en Copa (1.080) y Matteo Contini lo roza en Liga (850 minutos más 90 de Copa). También arrastran un gran desgaste Carlos Diogo (990 minutos entre Liga y Copa), Jiri Jarosik (947 minutos entre ambas competiciones) o Ander Herrera (835 minutos en el total de la temporada).

Ya en la sesión de trabajo de ayer en la Ciudad Deportiva pudo observarse el complicado cuadro con el que cuenta Gay. Los tocados Gabi y Contini estuvieron en el gimnasio, Jorge López, Obradovic y Lanzaro continuaron al margen recuperando sus lesiones y Ander estuvo pendiente de las pruebas médicas que confirmaron su lesión de aductores. Al menos, Gay recuperó a Sinama, que volvió a trabajar con el grupo.

Será mañana -aunque los lesionados sí que trabajarán hoy en la Ciudad Deportiva- cuando el equipo retome la actividad con un entrenamiento a puerta cerrada en La Romareda (10.30). De este modo, Gay solo podrá enfocar su trabajo para el choque contra el Sevilla en esta única sesión.

Etiquetas