Despliega el menú
Deportes

REAL ZARAGOZA

El Zaragoza cae a zona de descenso y La Romareda estalla

El equipo aragonés acaba de entrar en zona de descenso a Segunda División. Lo ha hundido su deficiente partido ante el Betis. El conjunto de Chaparro se ha impuesto en La Romareda por un 0-3.

Muy débil en su funcionamiento colectivo, preso de la ansiedad y de sus manifiestas insuficiencias, el Real Zaragoza se apaga, se consume, se aboca al drama. Matuzalem, que regresaba al once inicial, no significó la energía de una recuperación. Se vio superado por las exigencias del partido, como también les ocurrió al resto de compañeros.

El Betis se hizo un equipo inalcanzable, enormemente superior en casi todos los órdenes, en aquellos que hacen referencia a cuestiones tácticas como en aquellos otros que apelan al rendimiento individual. La jornada, además, golpeó con todas las adversidades posibles. Vencieron Valladolid, Recreativo y Deportivo. La tarea de la salvación se hace aún más dificultosa. La Romareda, que estaba llena de un zaragocismo dispuesto a la ayuda, estalló contra la directiva y los jugadores.

El diablo chileno

El chileno Mark González aprovechó un centro por la derecha de Rafael Sobis para, de cabeza marcar, el primer tanto en el minuto 9 y en el 16 fue nuevamente el jugador sudamericano el que logró su segundo tanto de la tarde en un contragolpe en el que se recorrió medio campo hasta plantarse ante "César" Sánchez al que batió con un disparo raso y colocado.

Un conjunto maño muy tocado intentó igualar con más corazón que cabeza pero apenas creó ocasiones de marcar, mientras que los veloces contragolpes del conjunto andaluz creaban mucho peligro.

El Zaragoza quería pero no podía porque el repliegue del Betis no dio opciones a claras llegadas locales, cuyo juego ofensivo moría habitualmente en las inmediaciones del área bética o era su portero el que se hacía sin dificultad con los centros del equipo maño.

Tras el descanso el conjunto aragonés tuvo la oportunidad de haber acortado distancias en el minuto 58, tras el saque de una falta que remató el brasileño Francelino Matuzalem a la escuadra pero que Casto Espinosa sacó magistralmente.

Seis minutos después, el conjunto sevillano finiquitó el partido al marcar el argentino Hugo Mariano Pavone el tercero y certificar un paso casi definitivo para la salvación de los verdiblancos.

Etiquetas