Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CAÍDA LIBRE

El vuelo más largo

El bilbilitano Santi Corrella, junto con Toni López y Álvaro Bulto, integrantes del 'Proyecto Alas', bate en Las Palmas el récord de permanencia en caída libre con un vuelo de 6 minutos y 42 segundos.

Los tres miembros del 'Proyecto alas' lanzados hacia la cima del volcán Teide el pasado martes
El vuelo más largo
ARIEL JUNCOS

No hay reto que se les resista, por muy exigente y peligroso que se plantee. Álvaro Bultó, Toni López y el aragonés Santi Corella son los componentes del 'Proyecto alas'. El trío de paracaidistas encontró en la caída libre una vía para hacer más real el sueño del ser humano: volar. La vieja aspiración de planear como un pájaro se plasmó en el siglo XXI en esta iniciativa que tomó cuerpo en 2004. Desde entonces, los tres deportistas, vestidos con un peculiar mono con alas, se enfrentan a la naturaleza con el fin de que todos sus desafíos tengan un significado. El último ha sido extraordinario, aunque la alegría no ha podido ser completa para los protagonistas. Si el pasado 21 conseguían batir el récord de permanencia en caída libre en Las Palmas, hace dos días no pudieron culminar su deseo de aterrizar en el volcán Teide. "Han sido unos días muy intensos en las Islas Canarias. Especialmente estamos muy contentos por haber conseguido un récord de esa importancia", cuenta el bilbilitano Santi Corella.

 

A las 13.15 del miércoles 21, Corella aterrizaba en la playa de Las Canteras en Las Palmas, casi un minuto después que sus compañeros López y Bultó. Con mucho suspense, delante de los numerosos medios congregados en la zona de toma de tierra, comprobaron el tiempo total del salto desde que abandonaban el avión hasta que abrían el paracaídas. Fueron 6 minutos y 42 segundos, casi 40 segundos por encima de su anterior gesta, el cruce del Estrecho de Gibraltar en 2005. "Fue algo increíble" explica Corella. "Es un salto único, que dudo que pueda repetir a lo largo de mi vida", completa, emocionado, el aragonés, con un historial de más de 13.000 saltos y varias marcas mundiales.

 

Los tres han logrado objetivos impresionantes, como abordar el Parque Natural del Cabo de Creus en 2004 ('Elemento Tierra'), cruzar el estrecho de Gibraltar al año siguiente ('Agua'), tomar el Polo Norte en 2006 y firmar el primer vuelo humano sobre la Antártida en 2007 ('Hielo'). Y también han exprimido al máximo las posibilidades del traje, y han contribuido a su desarrollo a lo largo de los diez últimos años.

 

Tras este éxito, el equipo que patrocina Red Bull se preparó para culminar el proyecto que les había llevado a las Islas Canarias: hacer frente al 'Fuego' con un salto en el que aterrizarían en la cima del Teide. La cita estaba preparada para los días 26 y 27, únicas fechas en las que se disponía de permisos para actuar sobre el Parque Natural. Pero las fuertes rachas de viento en la cima, hasta 100 nudos, impidieron redondear la hazaña. "Esta vez nos han ganado los elementos. Pero nos hemos marchado encantados por haber logrado el récord e impresionados por el increíble espectáculo que ha sido ver el Teide desde arriba", concluye Corella.

Etiquetas