Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

AUTOMOVILISMO

El volante más selecto

El campeón del mundo de Moto GP rodó ayer en Motorland a bordo de un Abarth 500 Assetto Corse; el mallorquín prepara esta semana en el circuito alcañizano su participación en los '500 km Alcañiz'.

Jorge Lorenzo sujeta con determinación el volante del Abarth 500 Assetto Corse.
El volante más selecto
DIFISA RACING

El volante más selecto que circula por Motorland Aragón tiene dueño: el campeón del mundo de Moto GP, Jorge Lorenzo. El mallorquín quiere divertirse este final de año y cumple su sueño de competir por primera vez en coches en su país. En noviembre (12-13) participó en el Campeonato de España de Resistencia (CER) en el Circuit de Catalunya, y el próximo sábado volverá a destapar su arte a bordo de un Abarth 500 Assetto Corse en un trazado que también conoce: el recorrido diseñado por Hermann Tilke en Alcañiz. Los '500 kilómetros' pondrán a prueba la resistencia del piloto más competitivo del circuito internacional que ayer probó en la instalación alcañizana su nuevo vehiculo. Le acompañaron los otros dos miembros del equipo Difisa Racing: José Manuel de los Milagros, campeón de la Copa Clio y de la Copa Mini, recién aterrizado de Australia; y el presidente de la Federación Aragonesa de Automovilismo, Ánchel Echegoyen, que ya se impuso el año pasado en este cita deportiva junto con su hermano Francho y Óscar Chico en la categoría de coches D2.

No es la primera vez que Lorenzo coquetea con las cuatro ruedas. Ya en 2008, el piloto mallorquín tomó parte del Rally Monza a los mandos de un Abarth Grande Punto. Este año, el especialista de Yamaha ha querido poner el broche a una mágica temporada disfrutando en un entorno en el que se siente feliz. El lunes anunció en su Twitter que venía a Aragón una semana, y a competir en los 500 km. Lorenzo descansa en un 'motorhome' en la ciudad bajoaragonesa y aprovechará, además, para entrenarse con motos. Ayer tuvo las primeras sensaciones a bordo del Abarth 500 de carreras, "un coche bastante dócil y fácil de llevar", describe Echegoyen, un enamorado de las máquinas de cuatro ruedas de una saga que une el apellido al motor.

Los pilotos rodaron durante cuatro horas para "estudiar el consumo del vehículo", detalla el máximo responsable de la Territorial. En este tipo de carreras no gana el más rápido, sino el más constante. La clave está en mantener un buen ritmo, y cuidar la mecánica para evitar demasiadas entradas a boxes; controlar el tiempo con los cambios de piloto y el repostaje del carburante. La toma de tiempos estuvo marcada por la lluvia, que condiciona la trazada del coche.

La escudería Difica Racing parte como favorita al triunfo, pero le ha salido un exigente rival: el piloto de Fórmula 1 Jaime Alguersuari, del equipo Toro Rosso, que formará pareja con Arnau Merlos a bordo de un Seat León Supercopa de División 4. Merlos es otro representante como él de la cosecha de 1990: vencedor de la Copa de España de Resistencia en la categoría D2, y tercero en la general absoluta. Para Alguersuari será su debut competitivo en un León, aunque ya conoce el coche porque ha realizado algunos test, y ha aceptado con gran interés el reto que supone tomar parte en una carrera de resistencia. "Me apetece muchísimo pilotar el Seat León Supercopa en Motorland Aragón. Conozco sus cualidades, porque ya he podido conducirlo anteriormente, pero hacerlo en competición es mucho más atractivo y excitante", resalta el más joven debutante en la historia de la F-1. Echegoyen asiste a este duelo de figuras en una experiencia que define como "única". "A Jorge (Lorenzo) se le ve supercompetitivo; él quiere ganar. Estar con De los Milagros y él es un lujo", afirma. Medio centenar de vehículos se han inscrito para la última carrera oficial de la temporada 2010 en España. Herri Torrontegui y Efrén Vázquez, que participa el Mundial de 125, son otros de los pilotos procedentes de las carreras de motos que estarán en la línea de salida en Motorland.

Etiquetas