Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

BALONCESTO FEMENINO

El uniforme de la polémica

FIBA Europa modificó recientemente su reglamento sobre la vestimenta en el baloncesto femenino y la decisión divide a los distintos estamentos implicados.

Australia ya lleva un uniforme ajustado al cuerpo.
El uniforme de la polémica
ADREES LATIF

Lograr una mayor repercusión del baloncesto femenino. Con este argumento, FIBA Europa decidió modificar los uniformes para los equipos que disputen la Euroliga femenina durante la próxima temporada. El organismo que rige el baloncesto europeo quiere que la medida se implante en todos los partidos de competición femenina en la temporada 2012-2013. La camiseta deberá enseñar los hombros de la jugadora. Además tanto los pantalones como las camisetas deberán ser más estrechos, siguiendo el contorno del cuerpo. Como segunda opción se puede adoptar el modelo 'body' que usan la selección australiana o la brasileña en algunas competiciones.

En internet se creó una web en la que se recogen firmas en contra de la medida. También las redes sociales movilizaron.

Aunque desde la Asociación de jugadoras de baloncesto consideran el cambio «de carácter sexista» no todo el mundo baloncestístico se ha mostrado contrario a la norma.

A Víctor Lapeña, entrenador del Mann Filter de Liga Femenina, le parece «bien todo lo que ayude a nuestro baloncesto, siempre y cuando las jugadoras estén cómodas». La opinión de las jugadoras más allá del comunicado de la AJUB la expresa Cristina Ouviña. A la reciente jugadora internacional, con tal de jugar le da «igual cómo tenga que vestir». De todas formas, Ouviña considera «injusta» la medida de la FIBA. El propósito de promoción del baloncesto femenino con el cambio de los uniformes no le convence. «No me gustaría que me vinieran a ver por el uniforme. Prefiero que me vengan a ver por mi juego», indica la zaragozana.

Por su parte, el presidente de la Federación Española de Baloncesto, José Luis Sáez quiso dejar claro en declaraciones a HERALDO en el mes de abril durante la presentación de un proyecto conjunto entre la Federación Aragonesa y la española que «no es una medida sexista».

El hecho de que la ropa no se haya modificado en el baloncesto masculino también ha levantado críticas. Esta discriminación ha hecho que la asociación de consumidores Facua haya calificado la medida de «ilegal» al vulnerar, según su parecer, la Ley Orgánica para la igualdad entre mujeres y hombres.

Sin cambios en Aragón

La medida de la FIBA no afectará a las competiciones organizadas por la Federación Aragonesa de Baloncesto. José Miguel Sierra Porroche, director general de la institución expresó que «como obligatoriedad no lo vamos a poner» ya que como recordó «desde la Federación tenemos la potestad de legislar todo lo referido a nuestras competiciones». La crisis es una razón de peso para que la FAB no obligue a cambiar las equipaciones a los conjuntos que juegan en sus ligas «aunque si alguien quiere no lo vamos a impedir», indica el dirigente federativo.

Etiquetas