Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

FÚTBOL

El triunfo de una idea

Los tres candidatos al Balón de Oro celebran un gol de su equipo.
El triunfo de una idea
MIGUEL TOñA/EFE

Iniesta, Xavi y Messi optan hoy al Balón de Oro, un galardón que ya ha premiado el estilo del Barcelona. Del Bosque, Guardiola y Mourinho, candidatos a mejor entrenador del año

zurich. Lionel Messi, Andrés Iniesta o Xavi Hernández. Solo uno de ellos se llevará el Balón de Oro de 2010, pero este trío de finalistas ya es el triunfo de una idea futbolística: la que ha convertido al Barcelona en el equipo más admirado del planeta y a España en campeona del mundo.

Solo el poderoso Milan de Arrigo Sacchi logró en dos ocasiones -1988 y 1989- ubicar a tres jugadores del mismo equipo en el podio del galardón individual más prestigioso del mundo del fútbol. En ambos casos el ganador fue el holandés Marco van Basten.

Más de 20 años después, algunos trascendidos periodísticos apuntan a Iniesta, jugador modesto y talentoso de solo 26 años, como el próximo Balón de Oro. El fino centrocampista tuvo una primera mitad de año difícil, plagada de lesiones. Pero su gol en la final del Mundial, que dio el primer título de su historia a España, lo ha transformado en un ídolo de masas.

El segundo en todas las apuestas es su compatriota Xavi, la batuta del Barcelona y de la selección española, un jugador en cuyos pies lo imposible parece fácil. A sus 30 años, para el seis barcelonista es una cuestión de "ahora o nunca", según advirtió el mítico Johan Cruyff. Uno de los dos centrocampistas podría convertirse en el relevo de Luis Suárez, el único futbolista nacido en España que ha ganado el premio hasta ahora. Y eso fue en 1960.

Sin embargo, para Xavi, "el mejor" es Messi, ganador el año pasado y auténtico crack mundial. Desde el punto de vista técnico, "no hay otro" igual que el delantero de 23 años, insiste su compañero. Lo mismo opina el entrenador azulgrana, Pep Guardiola, nominado a mejor técnico de 2010 junto a Vicente del Bosque, seleccionador de España, y Jose Mourinho, artífice del triplete del Inter de Milán y actual ocupante del banquillo del Real Madrid.

Al argentino le falta el Mundial, pero le sobran argumentos para conseguir su segundo Balón de Oro consecutivo. Lejos de reposar en la gloria individual, la 'Pulga' hizo en 2010 méritos como para confirmarse como el jugador más completo de la actualidad.

Diez años después de su llegada a Barcelona buscando estabilidad futbolística y el aporte económico para tratar su déficit de crecimiento, el 10 cerró el último año con 74 goles en 73 partidos oficiales disputados con la camiseta del Barcelona.

"Pero Xavi e Iniesta se merecen todo", aseguró el entrenador del Barcelona. Pero, pase lo que pase, el club español ya se ha convertido en el gran triunfador de la gala de la FIFA, que se celebra hoy en el Kongresshaus de Zúrich. Ni siquiera el Inter del triplete pudo colocar a uno de sus jugadores entre los tres mejores.

Un homenaje culé

El acto será un homenaje a un estilo y a una filosofía que han convertido al campeón español en una referencia. La posesión del balón, la vocación ofensiva y la solidaridad en el esfuerzo definen el juego de un equipo que se construye igual desde las categorías inferiores a la Primera División.

A diferencia de lo que sucedió con el Milan de Sacchi a final de los años 80, los tres candidatos al Balón de Oro proceden de la fábrica de futbolistas del Barcelona, que moverá mañana a Zúrich una delegación digna de su gran momento, con dos aviones repletos de dirigentes, técnicos y jugadores actuales y del pasado.

Los hombres que definen el estilo del Barça son también los que han convertido a la selección española en la mejor del mundo. Siete jugadores del equipo azulgrana formaron en el once de la final de Sudáfrica. Y además, uno de ellos logró el gol de la victoria.

Etiquetas