Despliega el menú
Deportes

GOLF

El triunfo de un luchador

Immelman, el vencedor del Masters, fue operado hace cinco meses de un tumor

Tras más de cinco horas de juego en la jornada definitiva, Trevor Immelman por fin se vistió de verde, para seguir la estela de su compatriota y leyenda del golf, Gary Player, el último sudafricano en ganar un Masters de Augusta, en 1978. Immelman, de 28 años, se impuso con una tarjeta de 75 golpes (-8 en total), tres por encima de Tiger Woods, que tuvo que conformarse con la segunda posición. El Tigre tendrá que esperar otro año para conquistar el Grand Slam y su quinta chaqueta verde.

La victoria de Immelman ha sido un triunfo de la superación y la constancia después de que hace cinco meses fuera operado de un tumor en una costilla del tamaño de una pelota de golf. Se sospechó en un principio que podría ser cáncer, pero que por fortuna resultó benigno.

"Fueron unos meses muy duros desde que me descubrieron el tumor hasta que me operaron e hicieron los análisis y todo dio negativo. Fue un gran alivio. También mi recuperación ha sido muy rápida. En seis semanas ya estaba jugando al golf. Lo peor es que, tras el parón tuve que empezar de cero otra vez. Poco a poco mi juego fue volviendo y, aunque no pasaba corte, me sentía positivo porque veía que iba mejorando lentamente", destacó el flamante campeón, que le dedicó el triunfo a su mujer Carminita, a su hijo Jacobs y a todos sus familiares que el domingo lloraban y le abrazaban al borde del 'green'.

"Desde pequeño había soñado con esto. Cuando en los vídeos antiguos veía a Gary Player ganar aquí me quedaba mirando embobado la televisión", desveló el nuevo campeón de Augusta. Trevor Immelman nació un año después de que Gary Player ganara su tercera y última chaqueta verde en Augusta. Tres décadas después, Immelman se convierte en el segundo jugador sudafricano en ganar un Masters. Ernie Els estuvo muy cerca con su segunda plaza en 2000 y 2004, y Retief Goosen también fue segundo en 2002 y 2007, y tercero en 2005 y 2006. La última victoria más sonada de este jugador habitual del Circuito Europeo fue en el 'torneo del millón de dólares' de Sun City, a finales del año pasado.

La postrera jornada no fue totalmente plácida para el sudafricano, que miraba por el retrovisor a un Woods que iba recortando la desventaja pero que no supo mantener su reacción. El trabajo de Immelman vio el éxito después de una última vuelta con mucho suspense. Con cuatro grandes adversarios, entre ellos el número uno del mundo, Tiger Woods, la batalla se preveía dura, pero no lo fue tanto. Ni este cuarteto, ni el fuerte viento de la ronda decisiva, ni el doble 'bogey' del 16 y el 'bogey' del 17 arrastraron hacia el abismo al campeón.

Tiger, que salió a seis golpes del sudafricano, no consiguió romper su estadística que señala que nunca ganó alguno de sus trece Grandes viniendo desde atrás. El mejor jugador del mundo pareció reaccionar con un 'putt' larguísimo en el hoyo 11 para 'birdie', pero el acierto no tuvo continuidad. Este año Tiger se queda sin su propósito anunciado de conseguir los cuatro Grandes en un mismo ejercicio.

Los también estadounidenses Brandt Snedeker y Steve Flesch, así como el inglés Paul Casey, se fueron cayendo como ciruelas maduras en diferentes partes del trayecto final. Sin estos tres contendientes y sin Tiger, el camino quedó expedito para Immelman. Le bastó una tarjeta de 75 golpes (3 arriba) para ganar con -8. A tres golpes concluyó Tiger Woods y compartieron la tercera plaza Stewart Cink y Snedeker, a cuatro tiros.

De esta forma, Immelman se embolsa 1.350.000 dólares y pasa a liderar automáticamente la Orden de Mérito europea. Además, se convierte en el cuarto sudafricano en conseguir un título de Grand Slam. Player, Ernie Els y Retief Goosen lo consiguieron antes.

Etiquetas