Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

segunda b

El Teruel mira a las alturas

El conjunto aragonés, tercer clasificado, tratará de estirar su intachable trayectoria con un triunfo ante el histórico Lleida.

Los futbolistas del Teruel celebran un gol, en Pinilla, durante el partido ante el Denia.
El Teruel mira a las alturas
ANTONIO GARCíA

La transformación protagonizada por el Teruel, instalado en la actualidad en la tercera posición de la tabla, representa una de las noticias más reseñables de la Segunda División B. Sobre todo porque el cuadro turolense, por su condición de recién ascendido, parecía más predestinado al sufrimiento que al disfrute. Sin embargo, ha sabido armar un equipo solidario y afable, embarazoso, enérgico, muy complicado de batir; y de momento exhibe una trayectoria intachable, con apenas dos derrotas en las 13 primeras jornadas de la competición. Un exitoso trayecto que tratará de prolongar hoy, al abrigo de sus aficionados, frente al histórico Lleida (16.30, Pinilla).

El partido le sobreviene al Teruel en un momento muy propicio, tras haber encadenado dos victorias consecutivas: superó con solvencia al Denia (4-0), en una de sus mejores actuaciones de la temporada, y conquistó después un importante triunfo a domicilio, frente al Santboiá (0-1), el pasado fin de semana. Eso sí, contará hoy con las ausencias de Jaime, por acumulación de tarjetas, y de Kiko, quien no podrá actuar ante el Lleida tras sufrir una subluxación en la clavícula del hombro izquierdo durante el entrenamiento del pasado miércoles.

Por el contrario, el Lleida se ha retratado últimamente como un bloque indeciso, deprimido y desencantado, con numerosas lagunas en su juego. Sobre todo en sus desplazamientos, donde el cuadro catalán reduce drásticamente sus prestaciones. De hecho, no ha sido capaz de conquistar ni un solo triunfo como visitante.

A priori, registros muy negativos para batir al Teruel, una de las revelaciones de la presente temporada. Su entrenador, Ramón María Calderé, prepara cada encuentro al detalle, con esmero y minuciosidad. El técnico deja muy poco margen a la parte azarosa y, además de potenciar las propias virtudes de su plantilla, también conoce la mejor manera de debilitar al adversario.

Pero el ideario de Calderé contempla otros muchos aspectos. Y el más importante radica en la fuerza del grupo, en el rendimiento del colectivo por encima de las individualidades, en la implicación de todos sus jugadores en un proyecto común. Un equipo con mayúsculas que, de momento, camina con paso firme por la categoría de bronce del fútbol español. Y hoy, ante el Lleida, tiene la posibilidad de seguir engordando su prestigio.

Orgullo y nobleza

La andadura de La Muela, el otro representante aragonés en la categoría, presenta muchos más sobresaltos. El cuadro zaragozano, lastrado un año más por sus contratiempos económicos, ha vuelto a optar por una actitud positivista para superar una situación financiera preocupante, de difícil manejo. Los futbolistas, aun sin garantías de pago, han vuelto a exhibir sus valores más estimables y por eso hoy, ante el Deportivo Alavés (12.00), seguirán regando el campo de nobleza, orgullo, talento y sudor.

La intención del equipo de Gori Silva, que permanece fuera de los puestos de descenso, pasa por alejarse aún más de las últimas posiciones. Pero la empresa no se presenta nada fácil: La Muela, el equipo más batido de la competición -24 goles encajados-, deberá ofrecer un mejor rendimiento defensivo ante el segundo máximo realizador del torneo (22 dianas). El Alavés ocupa la segunda plaza, y aspira en atrapar con prontitud el liderato de la categoría.

Etiquetas