Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

HUESCA

El sueño de sentirse musher

Cerler se suma a la actividad de los trineos tirados por huskys

Imagen de un trineo tirado por perros huskys en la estación invernal de Cerler.
El sueño de sentirse musher
ARAMóN

Hace ocho años, la estación de Formigal puso en marcha una actividad que facilita conocer de primera mano el mundo de los trineos tirados por perros. Uno puede sentirse musher por espacio de una hora y comprobar de primera mano lo que es viajar por la montaña gracias a la formidable fortaleza de los huskys. Eso sí, de fácil nada. Placentero puede ser, pero si uno no tiene una cierta forma física lo mejor que puede hacer es seguir viendo documentales sobre Alaska o animarse a ver el paso de Pirena por el Pirineo aragonés.Andrés Llorente, responsable de la empresa De los Gabarditos, explica que antes de que un particular se convierta en musher "le damos una noción de teoría. Para un paseo, con cuatro explicaciones básicas es suficiente". En Formigal, el circuito de unos siete kilómetros que en ningún momento se cruza con esquiadores está en la zona de Sarrios. Por 40 euros a la hora se puede experimentar, a escala, lo que siente un musher. Y el recorrido no es plano. Hay subidas y bajadas que animan el pilotaje. El trineo es tirado por tres o cuatro perros de raza husky y que, contra lo que uno pudiera pensar, "cuando el musher se cae, los perros no esperan. Se han quitado el peso de encima y escapan", explica Llorente con una sonrisa desmintiendo que los animales se queden 'clavados' cuando el musher se cae. "Eso es un mito", precisa.

Las dos cualidades que tiene que tener todo aquél que se quiera convertir por una hora en musher es cariño por los perros y una buena forma física, porque no basta solo estar encima de los patines, "también toca correr para evitar que se vaya el trineo, tanto en subidas como en bajadas", explica Llorente. La actividad, también está abierta a ir dentro del trineo y que a uno le lleven. El peso máximo es de unos 200 kilogramos, en los que no se incluye el armazón del trineo.

Y también en Cerler

La buena experiencia de Formigal se ha trasladado a la estación de Cerler donde este año, también se oferta esta actividad. Para participar hay que adquirir los tickets en la oficina de Atención al Cliente de Ampriu y dirigirse a la zona de Mushing, junto al parking. Los paseos son de aproximadamente media hora y el precio es de 18 euros por persona. Los menores de 8 años pueden montar gratis cada martes. El recorrido transcurre en los alrededores del Telesilla del Amor, en un circuito especialmente preparado.

Etiquetas