Despliega el menú
Deportes

El sueño de Pablo

Pablo Alcolea suejeta dos miniaturas de balón en la tienda del Real Zaragoza.
El sueño de Pablo
toni galán/ a photo agency

Pablo Alcolea subió al primer equipo hace mucho tiempo, el 11 de mayo de 2004, cuando el Real Zaragoza, como hoy, se peleaba con las llamas y los agobios para abrochar la salvación en Primera. No busquen errata en la fecha. Alcolea comenzó a recibir disparos de elite con apenas 15 años. Era cadete, un chaval con manoplas y sueños entre los tres palos. Le lanzó Villa, lo probó Savio, atajó a Dani, a Yordi, a Galletti? Fue una mañana cualquiera salvo para ese joven que pasaba por el entrenamiento del primer equipo. Víctor Muñoz, entonces entrenador, precisaba un portero. Los cadetes peloteaban por la Ciudad Deportiva y llamó a Alcolea, el guardameta que había ganado en Brunete el campeonato alevín unos años antes, que poco después conquistaría el campeonato de España cadete, y que ayer metió la cabeza en la convocatoria para Villarreal. "Es un sueño cumplido. El objetivo que tenía en mente desde que era pequeño, cuando con 12 años entré en la Ciudad Deportiva. Ahora, con 20 esa meta la toco con los dedos", desvela Pablo Alcolea.

 

Para cruzar esa meta, debutar en Primera y redondear el fin de semana; Pablo Alcolea (Zaragoza, 23 de marzo de 1989) debe esperar en el banquillo, con la manta en las rodillas y los guantes desabrochados, a que una desgracia se cruce delante de Carrizo, portero que se ha quedado solo en el primer equipo. "Sé que soy el segundo guardameta para el partido contra el Villarreal, esperemos que no le ocurra nada a Carrizo, pero si debo salir a jugar, estaría preparado", asegura.

 

Integrante de la camada de Ander Herrera, Álex Sánchez, Borque, Adrián Barba, Jael...; Pablo Alcolea es un portero fino, de 1,85 metros, ligero y eléctrico, y con personalidad. Le ha ganado la partida a Diego García y se lo agradece a Gay: "Confió en mí cuando dirigió al filial y ahora lo ha hecho con el primer equipo". Hoy esperará turno en el banquillo de El Madrigal, mientras el club tantea y contacta con algunos terceros porteros de España.

Etiquetas