Despliega el menú
Deportes

CAI ZARAGOZA

El reto: concentración

La misión rojilla es olvidarse del Bruesa-Alicante y derrotar a un casi desconocido pero peligroso Alerta Cantabria.

Esta semana que transcurre entre hoy y el próximo martes probablemente no decidirá qué equipo asciende a la ACB de manera directa, pero cabe la posibilidad de que aclare el camino para alguno de los tres candidatos a esa primera posición. Son siete días cruciales para CAI Zaragoza, Bruesa y Alicante Costa Blanca, con dos enfrentamientos directos. Pero la clave, el reto que tiene el conjunto aragonés hoy es concentrarse, centrarse en lo que le ocupa, es decir, en el choque que le enfrenta a partir de las 21.00 al Alerta Cantabria, al Lobos de antaño. Solo de esa manera, pensando única y exclusivamente en su compromiso y no en el que estén jugando vascos y alicantinos en San Sebastián, ni en la próxima jornada, es como los hombres de Curro Segura se pueden mostrar sólidos. Porque necesitarán ser un bloque para derrotar a un rival que es una auténtica incógnita. Su irregularidad y sus continuos cambios de jugadores contrastan con la calidad de muchos de sus hombres. Por eso, esta noche el Lobos, con ese factor sorpresa y su gran necesidad de triunfos (ocupa la 14ª posición) aspira a dar un zarpazo a los locales.

Lo han repetido hasta la saciedad: "Ir partido a partido, paso a paso". Pero ha llegado el momento de ponerlo en práctica. Después de cuatro triunfos consecutivos, el cuadro zaragozano no puede relajarse ante los santanderinos. Un triunfo es vital para viajar a Alicante con los deberes hechos. Lo que haga el Bruesa será otro cantar y se hablará de ello tras el encuentro en el Príncipe Felipe. Antes, sería tontería.

Es cierto que el Alerta apenas apretó al conjunto guipuzcoano el pasado fin de semana, pero en las últimas semanas ha sido capaz de derrotar a Hospitalet o Tenerife (ambos vencieron al CAI) lo que lleva a pensar que los últimos fichajes han mejorado al equipo que ahora dirige Israel González.

Por nombres, desde luego, los cántabros tienen su caché. El MVP nacional casi todas las temporadas, Ricardo Guillén, abre una lista en la que están otros jugadores españoles del nivel de Salva Camps, Borja Larragán o Chus Poves. Si a ellos se le añaden buenos extranjeros como Sanders, Damon Johnson o Haynes, y guerreros como un Esteban Martínez recién llegado del Bruesa, el plantel está claramente por debajo de la clasificación esperada.

Por ello, concentración. Ese es el reto del equipo aragonés. Un grupo que volverá a depender de sí mismo, de su capacidad mental, de su intensa defensa y de su enorme potencial ofensiva. Y, además, esta vez, ante su fiel afición, que habrá que ver cómo responde en plena Semana Santa.

Tras una semana atípica, con apenas tres días de trabajo para preparar el encuentro, los rojillos confían en rematar con un triunfo esta serie de encuentro ante equipos de la zona baja de la tabla. Luego llegará el momento de pensar en los rivales.

Óscar González, posible baja

Curiosamente en estos pocos días el CAI ha sufrido más complicaciones físicas que en otras jornadas habituales. Así, el base Óscar González es posible que cause baja en el encuentro tras sufrir el pasado domingo una torcedura de tobillo que le ha impedido ejercitarse con sus compañeros desde entonces. Además, su compañero Starosta tuvo un problema similar, aunque su evolución parece más positiva.

"Óscar, hasta última hora será duda. Starosta veremos cómo está porque tiene tocado un tobillo. Si están no estarán al cien por cien aunque confío en que al menos uno esté", dijo Segura.

Etiquetas