Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

PRIMERA DIVISIÓN

El reparto televisivo, muy cerca

La propuesta de Madrid y Barça convence a los clubes más modestos, que pretenden una negociación colectiva con los operadores.

La Liga acerca posturas sobre el reparto de los ingresos de los derechos de televisión. Ayer se reunió la junta de Primera División para estudiar una propuesta del Real Madrid y Barcelona, los dos clubes que más dinero consiguen por este concepto, que dejó bastante satisfecho a la mayoría de los presentes. "Hay varias opciones y se están debatiendo. No es un tema de hoy para mañana, sino de la suficiente enjundia como para debatir todo el tiempo que precise", aseguró el secretario general de la LFP, Carlos del Campo. Por tanto, se acordó proseguir con la negociación el próximo 22 de octubre.

En realidad no existe demasiada urgencia, ya que el acuerdo no entraría en vigor hasta que finalizasen los contratos en vigor en el año 2014. El modelo actual permite que cada club negocie de manera individual con los operadores televisivos. Los clubes más modestos, encuadrados en el denominado G-30, pretenden un mayor trozo del pastel a través de una negociación colectiva como sucede en la Premier League, donde las diferencias entre ricos y pobres son menores. A su juicio, eso permitiría un reparto más equitativo, aumentaría los beneficios globales y mejoraría la competitividad de la Liga.

El problema radica en el reparto de esos ingresos. La posibilidad más extendida es establecer unos porcentajes fijos y otros variables en función de la audiencia y la clasificación. Los dos equipos más reacios eran Madrid y Barça, que consiguen casi el 50% de los ingresos televisivos en España. Sin embargo, ambos clubes están dispuestos a modificar el modelo vigente. Otro grupo de equipos, Sevilla, Villarreal, Athletic, Valencia y Atlético, realizaron una propuesta alternativa. "Creo que está bastante encauzado. Tres cuartas partes de los clubes están de acuerdo", afirmó el presidente del Deportivo, Augusto César Lendoiro. También era optimista el máximo dirigente de Osasuna, Patxi Izco, quien confesó estar "bastante contento" con la propuesta de los dos 'grandes'. El mandatario navarro también destacó la posibilidad de que el nuevo modelo permita duplicar los ingresos de la Segunda División y fijar ayudas al descenso, algo muy importante teniendo en cuenta que 13 ó 14 equipos fluctúan entre ambas categorías.

Etiquetas