Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

El reino de la incertidumbre

La incertidumbre ha invadido el Real Zaragoza desde el tejado a los sótanos. Cuatro días después del resbalón hacia Segunda y estallar la confusión institucional en el club tras el adiós de Miguel Pardeza, varios son los profesionales de todos los rincones de la entidad -no queda estrato libre- que están pendientes de su futuro y desconocen el destino que les tiene preparado el órgano ejecutivo de la entidad, liderado por Agapito Iglesias. De él, como accionista de referencia, depende en estos momentos el desbloqueo de la parálisis que envuelve al Real Zaragoza y afecta linealmente y en orden descendente a todos los técnicos del organigrama deportivo y a los jugadores del primer equipo especialmente.

La causa principal de esta indefinición es la ausencia de un responsable concreto del área deportiva, una vez que se despidió Miguel Pardeza, de quien se conocía en el club su reciente dimisión desde el pasado enero. Contratar un responsable deportivo y resolver la fórmula con la que desempeñará su papel (mánager general, director deportivo…) constituye la piedra angular del lánguido proceso de reforma o cambio que ha emprendido, tal y como anunció en su comparecencia del martes, Agapito Iglesias. Hasta el momento, el hombre que más consenso aglutina entre los dirigentes para ocuparse del área deportiva es Víctor Muñoz.

Mientras se cocina la decisión en los despachos del club, Agapito Iglesias se reunió ayer por la mañana en la Ciudad Deportiva con los futbolistas y técnicos para solicitar serenidad y paciencia. Los jugadores recibieron de boca de Agapito que deberán continuar con los entrenamientos hasta el próximo día 30 y les imploró comprensión ante las circunstancias que concentran ahora los esfuerzos del club. "Estamos en fase de adaptación a Segunda", les dijo Agapito.

Sin embargo, en el vestuario ha prendido cierto desasosiego ante la nebulosa que cubre al club y la mayoría de los jugadores desconoce qué les va a deparar el futuro. Por lo pronto, algunos de sus representantes acumulan sondeos y conversaciones sobre intereses de otros clubes, pero son incapaces de identificar en el Real Zaragoza -ante el desorden momentáneo- un interlocutor válido con quien entablar negociaciones. En este sentido, varios jugadores ya han sido incluidos entre los pretendidos de varios clubes: Sergio García (Valencia, Barcelona, Tottenham), Diego Milito (Tottenham y Nápoles), Óscar (Atlético), Oliveira (Atlético, Villarreal y Sevilla), Pablo Aimar (River Plate y Olympique de Marsella) y Ayala (River Plate), Celades (Getafe)…

Tampoco se libra de esta incertidumbre Manolo Villanova, que sigue dirigendo los entrenamientos del equipo, pero que se encuentra a la espera de que desde las altas esferas le aclaren cuál será su función dentro de la parcela deportiva del Real Zaragoza. Similar inquietud comparten el resto de técnicos y preparadores de la primera plantilla y del resto del club, una vez que Agapito Iglesias confirmase un rediseño en la organización del club y de la Ciudad Deportiva, pero no especificara la naturaleza de esas reformas.

Etiquetas