Despliega el menú
Deportes

REAL ZARAGOZA

El proyecto que empieza a construirse

El Zaragoza trabaja en la confección del nuevo equipo atendiendo primero a las necesidades defensivas.

Contini, escoltado por Jarosik y Ponzio.
El proyecto que empieza a construirse
TONI GALáN / A PHOTO AGENCY

Intenta darle forma el Real Zaragoza al proyecto del año próximo, en una labor comprometida por las graves circunstancias económicas que vive el conjunto aragonés. Tal vez por eso, por su limitada capacidad de maniobra, el conjunto aragonés se ha marcado un primer nivel de exigencia, que es el de estructurar su línea de retaguardia.

Tal vez la más grave carencia mostrada por el equipo aragonés en el inicio del Campeonato la pasada campaña fue, precisamente, la estructura de la línea defensiva, algo que ha llevado a los responsables zaragocistas a moverse con mayor diligencia a la hora de confeccionar la defensa.

Y es que cuando se analiza con perspectiva la composición del equipo de la segunda vuelta del Campeonato, cuando se ve la estructura de esa 'revolución' ideada por Agapito Iglesias en invierno, cobra un peso singular la línea de atrás.

El primer movimiento, el que está a punto de cerrarse, es la contratación del italiano Matteo Contini. El central ha sido un futbolista fundamental en la rehabilitación deportiva del Real Zaragoza, tanto por su aportación como por la sensación de seguridad que transmite y por su carácter. Su fichaje por el cuadro aragonés está pendiente de hacerse oficial. Cuando adquiera carta de naturaleza, será una garantía por el proyecto que vuelva a capitanear José Aurelio Gay.

Fue éste el gesto de enero: facilitar la salida de Fabián Ayala e incorporar de una tacada a Jarosik -un medio centro al que el paso del tiempo ha mandado para atrás- y Contini.

El movimiento siguiente es también muy similar: cerrar la puerta. La apuesta de hace seis meses por Roberto supuso otro elemento fundamental en la trayectoria ascendente del equipo de Gay. El madrileño usó ese escaparate como plataforma internacional y ya tiene acuerdo con el Benfica. Ahora, el trabajo de los técnicos se centra en la adquisición de un guardameta, una necesidad imperiosa tras las salidas de Roberto y del argentino Juan Pablo Carrizo.

Las miradas se dirigieron en primer lugar hacia Jacobo, portero de un Valladolid en estado de 'shock' tras el traumático descenso a Segunda División. El guardameta ve con muy buenos ojos su salida, más aún a un equipo de Primera División. De momento, sin embargo, los dirigentes pucelanos nos están de acuerdo con su salida de la formación blanquivioleta.

Pero el abanico está abierto y el director deportivo, Antonio Prieto, ha lanzado la red sobre el hasta ahora portero de la Sociedad Deportiva Huesca Toni Doblas, que ya militó en el conjunto aragonés y al que también se le tanteó en enero pasado. Una oferta coherente debería garantizar el retorno del sevillano a la disciplina del cuadro de La Romareda.

Hay una buena serie de jugadores que van a ser fundamentales en el cuadro de José Aurelio Gay la próxima temporada. Y donde se ata es atrás: el checo Jarosik vuelve a convertirse en pieza fundamental, lo mismo que el polivalente Ponzio. El argentino, un futbolista implicado, de carácter y juego pluridimensional, sostiene también la estructura desde la que se edifica el nuevo edificio.

Otras piezas se mueven en la misma órbita, cumplen con la exigencia de apuntalar la retaguardia. Es el caso del brasileño Edmilson, otro futbolista que ha adquirido peso y protagonismo en la formación de Gay en la segunda parte de la temporada; o Gabi, al que menos problemas se le pone en esa negociación a la baja con la plantilla, en la búsqueda de un tope salarial.

Es verdad que el mercado de invierno trajo también piezas de recambio en otros ámbitos: dos nuevos delanteros, Suazo y Colunga, y un jugador de banda, el portugués Eliseu. Dice Antonio Prieto que se trabaja también para contar con ellos la próxima campaña. Sin embargo, es terreno donde el acelerador no se aprieta de la misma manera.

Etiquetas