Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

FÚTBOL BASE

El Prainsa siembra

El Prainsa Zaragoza eleva esta temporada la apuesta por el fútbol femenino. A sus tres equipos añade la Escuela para niñas de 9 a 12 años que quieran divertirse.

Las niñas de la Escuela del Prainsa Zaragoza durante el entrenamiento del pasado lunes en el Pedro Sancho.
El Prainsa siembra
oliver duch

El proyecto del Prainsa Zaragoza no se limita a poder disfrutar de un equipo asentado en la máxima categoría nacional del fútbol femenino, sino que pretende echar raíces en Aragón. A sus tres escuadras: el equipo de Superliga, el Nextmobile, de Primera Nacional y el Transportes Alcaine, de la territorial aragonesa añade desde esta temporada su propia Escuela para niñas de 9 a 12 años. La intención del conjunto zaragozano es crear una estructura de equipos que cubra todo el espectro de categorías del fútbol base femenino.

 

"Son diez las niñas que ahora mismo acuden a la Escuela, a las que se añaden otras que vienen a probar, y ya están inscritas otras diez para la próxima temporada", señala David Magaña, responsable del trabajo de cantera que lleva quince años en el club de la familia Alcaine. La pretensión inmediata es formar a estas niñas y crear un equipo para la próxima temporada con aquéllas que quieran competir. De las conversaciones que se están manteniendo con la Territorial Aragonesa saldrá el lugar donde esta formación se ubicará dentro del cuadro de categorías.

 

"Ahora mismo muchas de ellas juegan desperdigadas en conjuntos de chicos y les apetece hacer un equipo propio. La cita, abierta a cualquier interesada, es los lunes. "Entrenan una vez a la semana y luego completan el trabajo en sus respectivos equipos", comenta Magaña, que trabaja codo con codo con Alberto Berna, María Gascón y José Luis Cornejo 'Corni'. En la génesis de esta Escuela aparecen María, Ana y Marta, las tres primeras que se animaron a probar. Después se han ido incorporando Andrea, Elisa, Olinda, Rebeca, Allison, Daniela y en los próximos días se incorpora Eva.

 

Raro es el lunes que no aparece alguna niña nueva que acude a probar. "Mientras este proyecto avanza, queremos hacer una base de datos de las niñas que juegan desperdigadas por Aragón", apunta el responsable del Prainsa, que advierte de los problemas que tienen para seguir creciendo: "Tenemos tres equipos más la escuela y el club necesita una instalaciones propias para dar cabida a lo que pretende. Si dispusiéramos de ellas, podríamos aumentar la lista de equipos.

 

Durante años, sin apenas medios ni estructura, han salido muchas jugadoras de la cantera. Laura Folch, Pilar Velilla y Sira Abad comenzaron en Zaragoza y aquí siguen. Patricia Larque, mundialista sub 19; Noelia Tudela, del Espanyol; Nuria Mallada, que vino del Zuera; Diana Millán, segunda portera en el Levante; la internacional Silvia Meseguer, ahora en el Espanyol; Irene Sampietro, en el Lagunak, que llegó procedente del Peñas Oscenses. Otras, que pueden dar el salto, son Marta Cardona, María Gracia y Bárbara.

Etiquetas