Despliega el menú
Deportes

REAL ZARAGOZA

El peligro viene de arriba, el Betis

El rival del domingo es el mejor anotador de goles de cabeza, y su delantero Edu, el especialista de la Liga.

Manolo Villanova está preparando a conciencia durante los entrenamientos de esta semana el sistema antiaéreo de defensa del portal zaragocista. Las características del juego del rival del domingo, el Real Betis, así lo aconsejan.

Los verdiblancos son el equipo que más goles ha marcado de cabeza en lo que va de campeonato. Con 14 dianas anotadas con la testa por sus jugadores (de las 36 que lleva globalmente el equipo), los béticos encabezan esa tabla parcial, superando en 2 tantos a sus vecinos del Sevilla y en 4 al Almería.

Las tres escuadras andaluzas ocupan el podio de honor de la eficacia ofensiva por alto en el actual campeonato en cuyo escalafón, curiosamente, el Real Zaragoza se sitúa en las antípodas del Betis: el equipo aragonés es el peor a la hora de resolver en gol los balones elevados. Solo 5 dianas -de un total de 41- han llegado de cabeza este año.

Inequívocamente, mientras el Betis se ha destacado desde el principio del curso como un experto en el juego directo al área rival (tanto con Cúper, como con Chaparro en el banquillo), el Zaragoza en ningún momento ha conseguido sacar provecho de esa modalidad de ataque y definición que, en otros tiempos no muy lejanos (con los Poyet, Aguado, Esnáider, Franco, Gay, José Ignacio, Milosevic, etc.), fue realmente fructífera en goles y puntos.

El Betis está obteniendo un gran rendimiento a los balones centrados por alto al área rival gracias a dos factores determinantes. El primero, que su esquema táctico contempla como fin de sus ataques ese tipo de balones colgados en busca de rematador. Por eso, los heliopolitanos son el segundo equipo de la Liga que más pelotas ha rematado de cabeza sobre las porterías rivales en estos momentos: 86, solo superado por su máximo rival, el Sevilla, que lo ha hecho 92 veces.

Y el segundo factor que ha favorecido su solvencia en esta suerte aérea del fútbol tiene un nombre propio: el brasileño Luis Eduardo Schmidt. El delantero Edu es, con enorme diferencia sobre el segundo, el mejor rematador de cabeza de esta Liga. El paulista ha definido por alto 8 de los 12 goles que ha marcado hasta hoy, mientras que quien le sigue en el ranquin de testarazos goleadores es el pichichi sevillista Luis Fabiano, que lleva 5 dianas de cabeza.

En ese escalafón de cabeceadores, el Zaragoza solo aporta a dos protagonistas: Diego Milito, que ha metido 3 tantos, y Oliveira que es el autor de los otros 2 que completan los 5 únicos tantos que el cuadro aragonés ha logrado por alto.

En principio, no es una buena noticia que el Betis tenga uno de sus puntos fuertes ofensivamente en el juego aéreo, conocidos los problemas que arrastra durante todo el año el eje de la defensa aragonesa ante este tipo de amenazas. La zaga aragonesa, con 8 goles encajados de cabeza en esta Liga (2 más recibió del Racing en la Copa), tiene ahí uno de sus puntos más débiles a la hora de defender el portal de César. Mejía, Márquez, Coloccini, Zigic, Van Nistelrooy, Iván Alonso, Keita, Geijo, Tchité y Oriol cantaron sus goles al Zaragoza después de diversos y variados cabezazos. Por eso, el domingo que viene, la presencia de Edu, Juanito, Pavone, Sobis, Xisco y compañía es un riesgo que Villanova deberá prevenir muy bien para evitar disgustos advertidos.

En los últimos partidos, el improvisado dúo de centrales zaragocistas compuesto por Ayala (1,77) y Paredes (1,75) ha conformado la pareja más baja de las últimas décadas en la Primera División española. La entrada de Pavón (1,88) en la blanda línea de retaguardia blanquilla en este duelo ante los béticos parece pues un paliativo necesario en las circunstancias que concurren.

Etiquetas