Despliega el menú
Deportes

CAI ZARAGOZA

El peligro de Mr. Hyde

El CAI visita la cancha de La Laguna, donde los locales se transforman y solo han perdido dos veces esta campaña.

A siete jornadas de la conclusión de la liga regular cualquier partido es una final, es decisivo, pero el duelo que vivirá esta noche el CAI en La Laguna y el que disputará el Bruesa en Los Barrios se presentan como definitivos. Si uno de los dos equipos quiere estar en la ACB el año que viene tendrá que dar la talla en el día de hoy. Solo los serios candidatos al ascenso son capaces de sacar adelante desplazamientos de esta dificultad en las condiciones en las que llegan. Por eso, el equipo de Curro Segura tiene en Canarias su gran prueba de fuego, su último gran obstáculo. El encuentro tiene una dificultad oculta, puesto que los locales al más puro estilo Dr Jekyll y Mr. Hyde se transforman en su cancha, su juego sube muchos enteros y apenas se han dejado sorprender por Breogán y Alicante. Lo demás, han sido triunfos.

Cuando alguien escucha La Laguna lo primero que le viene a la cabeza es su universidad. Pero la localidad tinerfeña tiene una gran tradición baloncestística y desde hace unos años vuelve a vibrar con el deporte de la canasta. Tal es la pasión de los canarios que cada viernes llenan el pabellón Juan Ríos Tejera, una cancha casi inexpugnable en las dos últimas temporadas. El gran juego del Ciudad de La Laguna ante los suyos, la apuesta por el bloque que ascendió la campaña pasada, el trabajo colectivo y las individualidades de sus americanos son las grandes virtudes de uno de los equipos revelación de la LEB Oro junto al Rosalía.

El conjunto aragonés llega a la isla con la enorme confianza que le otorga su liderato y los siete triunfos consecutivos que ha acumulado. Pero esta noche (21.30, Aragón Televisión) se encuentran ante un compromiso distinto a los vividos anteriormente. El rival no es ni fácil ni de los favoritos al ascenso, no tiene ni la afición más numerosa ni los mejores jugadores, no practica el mejor juego pero tampoco el peor… Pero el cuadro isleño tiene muchas cualidades que se multiplican cuando juegan en su pista.

Su balance de 11-2 este año en casa le hace ser un equipo temible. Más temible podría resultar el CAI por su juego desplegado en las últimas semanas, pero ese nivel habrá que mantenerlo en el Ríos Tejeras para poder ganar. De hecho los dos únicos que han vencido allí tuvieron que anotar más de 93 puntos para ganar.

Pero la apuesta rojilla es bien distinta, es machacar a sus rivales desde la defensa. Los de Segura volverán a emplearse a fondo en la retaguardia con el fin de dejar a los tinerfeños lejos de sus cifras como local y para ello necesita que su juego interior sea tan sólido como hasta ahora. Además de dominar el rebote, algo fundamental para evitar segundas opciones del rival y poder correr en ataque, los hombres altos del CAI tienen la misión más complicada: frenar al mejor hombre del adversario, el americano Donaldson. Se trata del mejor reboteador de la liga, el cuarto jugador más valorado (posee el récord con 60 de valoración en un partido) y es la pieza clave del equipo de Alejandro Martínez.

Otros pueden hacer daño, como Rost, Urreizti o Detrick, pero nadie puede decantar el duelo como Donaldson. Eso sí, quizá esté demasiado solo en esa labor. Eso permitirá a los zaragozanos llevar a cabo una misión de desgaste, como ante el Rosalía, tarea que otros equipos no pueden realizar.

Si la batalla en defensa da sus frutos, luego allí estarán los anotadores rojillos por excelencia. Quinteros, DP, Lescano o jugadores en muy buena forma como Victor o Starosta sabrán manejar esa ventaja. Eso sí, el arranque se presenta crucial, sobre todo ante un público que si ve opciones de triunfo se desgañitará para conseguirlo.

Etiquetas