Deportes

FÚTBOL

El Oliver, equipo revelación de Tercera División

El conjunto recién ascendido que entrena Armando Monge está a dos puntos del líder.

El Oliver, equipo revelación de Tercera División
HERALDO

El CD Oliver fue el pasado verano el último en sumarse a la fiesta que tenía a la Tercera División como escenario. El club de La Nueva Camisera se convirtió de forma oficial en equipo de esta categoría el pasado mes de julio. La entidad presidida por Luis Soguero no logró ganarse la plaza de ascenso durante el curso pasado en el grupo I de Regional Preferente por la diferencia de goles con el Robres, aunque el premio sí le llegó unas semanas después, tras la confirmación de que La Muela dejaba vacante su plaza. Ahora, transcurridas 17 jornadas de Liga, el cuadro que entrena Armando Monge ocupa la sexta posición en la clasificación, con 30 puntos, y se encuentra a dos puntos del líder y a uno de la zona de ascenso. Con estos guarismos, los azulgranas se confirman como el equipo revelación en lo que va de temporada.

Monge, con 32 años, es uno de los técnicos más jóvenes de la categoría. El pasado verano se metió en un vestuario humilde con un cuerpo técnico y 19 jugadores nuevos. El objetivo era y sigue siendo la permanencia, como indica el entrenador: «Hemos hecho las cosas bien y estamos cerca de conseguir la salvación, pero hasta que no lo consigamos de forma matemática, no nos plantearemos otros objetivos».

Con 29 goles -nueve de Diego Berdún-, el Oliver es el segundo equipo más goleador de la categoría -solo le supera el Ejea-, aunque las claves del éxito no se pueden cuantificar. «Estamos ahí fruto del trabajo y las ganas que tenía un grupo de chavales por darse conocer en Tercera o de reivindicarse después de algunos años sin suerte», comenta el ex entrenador del Utebo. Para Monge, «el ambiente dentro del vestuario es muy agradable. Así es más fácil ir a entrenar y solventar situaciones complicadas. En cuanto al trabajo del día a día, no se les puede reprochar nada a los jugadores», explica el entrenador.

El entorno del Oliver está muy ilusionado con los resultados de su equipo, aunque todo el mundo es realista y sabe cuál es la meta para esta temporada. Sin embargo, según Monge, «la sitación clasificatoria es sorprendente para mucha gente, pero no para los que nos ven trabajar».

Club de cantera

El Oliver es un club de cantera. «Somos un equipo histórico en el fútbol base y nuestra idea es dar salida a los jugadores de la casa en los próximos años», manifiesta un entrenador que ya ha hecho debutar a Marcos Berdejo, hijo del técnico del Universidad. «Esto es muy bueno porque se crea un sentimiento de querer jugar en el primer equipo en los jóvenes de las categorías inferiores», concluye Monge.

Etiquetas