Despliega el menú
Deportes

MOTOR

El nuevo vecino de Motorland

El Circuito de Navarra abre sus puertas con el objetivo de copar el mercado en el norte peninsular. Un nicho de aficionados que, hasta ahora, aprovechaba en solitario el trazado alcañizano.

Vista aérea del circuito.
El nuevo vecino de Motorland
CIRCUITODENAVARRA.COM

El Circuito de Navarra, que durante el sábado abre por primera vez sus puertas con una jornada gratuita en la que pretende reunir a 15.000 personas, quiere ser la principal opción para los amantes de las carreras y la alta velocidad del norte de la península. Situado en la localidad de Los Arcos, a unos 100 kilómetros de territorio aragonés, presume de ser el recinto de competición más cercano a la frontera francesa.

Un emplazamiento, por lo cercano a Aragón, que le situaría como competidor directo de Motorland. De hecho, según palabras del director del circuito, Michel Liggonet, el objetivo del recintoo es albergar en 2011 “alguna competición internacional”. Pruebas por las que, probablemente, deberá pujar con el recinto de Alcañiz por un hueco en el calendario.

Sin embargo, si de alta competición se trata, el de Navarra parte con una ligera desventaja puesto que, por ejemplo, no podría celebrar una prueba del campeonato del Mundo de Moto GP, tal y como hará Motorland el próximo 19 de septiembre cuando los mejores pilotos sobrevuelen el asfalto turolense a bordo de sus motocicletas. Así, el máximo escaparate posible para un circuito, junto a un gran premio de Fórmula 1, queda fuera de su alcance al no contar con la licencia necesaria para ello. Sí que podría ser sede de una carrera de Superbikes, competición que tendrá lugar en Alcañíz entre 2011 y 2013.

De entre las homologaciones más importantes de las que goza el nuevo recinto destacan las dos referentes a automovilismo. Navarra podrá ser sede de una carrera de GP2, hermana pequeña de la Fórmula 1, y albergar test oficiales para la FIA. En su debe está que no puede ser sede de un Gran Premio,al ser una instalaciones de un nivel inferior a las alcañizanas.

Orientado a particulares

Así, el mano a mano entre ambos se sostiene en el mercado privado. Esto es, en el negocio de alquilar la pista a aquellos locos de la velocidad que buscan emular a sus héroes haciendo saltar la aguja del cuentarrevoluciones. Una faceta que también explotan otras catedrales del motor como Cheste o Montmeló. Aunque el precio no ha trascendido públicamente, Liggonet afirma que será “similar al de Alcañiz y Valencia”.

La longitud total de la pista principal navarra es de 3.888 metros, que se pueden dividir en dos pistas simultáneas de 2.672 y 1.332 metros respectivamente. Una distancia sensiblemente menor en relación a los casi cinco kilómetros y medio útiles del trazado alcañizano.

El nuevo vecino viene a llenar el hueco existente en el norte de España, cuna de grandes deportistas como Carlos Sainz o Fernando Alonso. La pregunta es: ¿podrá coexistir con la pujante ciudad del motor de Alcañiz?

Etiquetas