Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

VOLEIBOL

El Multicaja se condena al infierno

El conjunto de Paco Díaz cae con estrépito ante el Tenerife Sur (0-3) y se queda al borde del descenso matemático a falta de 3 partidos.

Fidalgo, jugador del Multicaja, remata en la red ante la mirada de Brian y la defensa de Belson
El Multicaja se condena al infierno
MULTICAJA

El Multicaja Fábregas Sport no respondió en la pista a la gravedad de su situación y acabó por ennegrecer el panorama que le resta de aquí al final de la temporada con una dolorosa derrota por 0-3 ante el Tenerife Sur, que ahora queda a solo dos puntos de la salvación. El flamante anfitrión de la Copa 2010 se condenó al descenso, un castigo del que, de momento y a falta de tres jornadas, únicamente lo salvan las matemáticas. Con once puntos (cuatro victorias y nada menos que quince derrotas) y a falta de tres jornadas (hasta nueve puntos en juego) el equipo de Paco Díaz queda a cinco del Tenerife Sur y a siete del Caravaca, que ayer cayó en casa ante el UCAM Murcia (0-3).

 

Están sentenciados. La reacción de las últimas jornadas, las incorporaciones que habían mejorado al grupo, los triunfos que por fin llegaban y los compromisos pendientes en el calendario de la Superliga animaban a seguir confiando en el milagro. Pero todo pasaba por haber derrotado ayer al conjunto isleño. No solo no lo logró, sino que cayó con estrépito (0-3). Dejarlo todo para el final suele traer estas consecuencias. La presión fue demasiada para el Multicaja que hizo un pésimo primer set en la recepción (44% de Zebenzuy y 55% de Rangel). Pese a esa losa, fue capaz de apurar el tanteador hasta el 22-25. Otro inicio cuesta arriba. Solo Rodrigo Mendes, en el día de su cumpleaños, daba su verdadera medida ante un Tenerife Sur muy concentrado con Belson inconmensurable en la red. En el segundo set, los zaragozanos quisieron reaccionar y su ímpetu llegó hasta el 8-6. A partir de ahí, sobrevino el apagón final. Un parcial de 0-10 hundió definitivamente a los de Díaz. Errores en el bloqueo, mala dirección del balón, escaso acierto en las salidas de ataque... junto a una buena recepción tinerfeña (85%) desembocaron en un marcador impropio de un equipo que se juega la vida (16-25). En el tercero, con 0-2, ya era muy tarde, se vio un choque igualado. El Multicaja dispuso de tres pelotas de set (24-22, 25-24 y 26- 25), pero ni por esas.

 

El 28-30 final acabó con su sufrimiento. Las lágrimas aparecieron en varios jugadores del Multicaja y el equipo agradeció con aplausos el apoyo de su público. Queda la Copa del Rey.

Etiquetas