Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Deportes de montaña

Una moda de vértigo se instala en Aragón

La escalada deportiva gana seguidores en Aragón gracias a éxitos como los del darocense Daniel Moreno, subcampeón de España, y las iniciativas de clubes de aficionados en Zaragoza.

Daniel Moreno
Daniel Moreno
DARíO RODRíGUEZ

Se juntan en rocódromos, en clubes semiocultos o visitan las montañas de Aragón, «las mejores para practicar la escalada en España», como asegura Daniel Moreno, subcampeón nacional de esta disciplina que poco a poco se abre camino

Moreno nació en Daroca y desde los 6 años se inició en esta práctica. A sus 23 años ha sido varias veces campeón nacional de escalada de dificultad. Pertenece a la selección española y ha participado en europeos y mundiales celebrados en tierras tan lejanas como Francia, Rumania y China.

«Antes practicaba también el fútbol, pero poco a poco lo fui dejando. A los 11años tenía un plan de entrenamiento y a los 12 estaba en la selección de Aragón. Un año después, fui primero en la copa de España, en categoría sub-16. Hasta los 19 años siempre fui primero en las distintas categorías», recuerda. En la última edición de ese torneo, en noviembre pasado, quedó segundo, compitiendo contra los mejores de todo el país.

Tabaco y escalada

En el Grupo de Montaña San Jorge se promueven todo tipo de deportes relacionados con la montaña. Es un club con más de 30 años de historia, que en la actualidad cuenta con unos 160 socios y que tiene su sede en la calle Eduardo Taboada de Zaragoza, en una bajera.

Dentro, un bar es el que da la bienvenida a los visitantes, que incluso pueden fumar mientras están allí. «Los jueves nos reunimos todos los miembros, porque hay varias secciones para todo tipo de actividades de montañismo que hay que coordinar», cuenta Eduardo Sánchez, el encargado de la sección de descenso en barrancos.

Tienen cursos de formación y aunque la mayoría de los actuales socios se conocen entre sí, siempre están abiertos a nuevos miembros. Para los que quieran formar parte del club, disponen de un teléfono y un correo de contacto en su página web. «Les damos llaves y pueden venir cuando quieran. Deben pagar una cuota de 30 euros anuales por pertenecer al club y unos 140 si quieren utilizar el panel de escalada que hay dentro», explica Sánchez.

Como este, hay muchos clubes que promueven la escalada en Zaragoza, con instalaciones muchas veces poco visibles. Entre las más conocidas, La Caverna Boulder Club, que funciona de forma similar que el Grupo de Montaña, y al que pertenecen muchos de los más expertos escaladores aragoneses.

Una nueva moda

En el Centro de Tecnificación de Escalada Deportiva de Aragón, Moreno da clases a 10 alumnos. Uno es Álvaro Lafuente, de 14 años, una de las promesas de esta disciplina. «Comencé a los 4 años, con mi padre. En vez de esquiar, escalaba», dice el joven, que ya participó en la copa de España del año pasado, quedando primero en una de las pruebas de la categoría de menores de 16.

Lafuente admite que le gusta más el alpinismo que la escalada deportiva, aunque también afirma que esta última actividad es la que está ganando más adeptos. Moreno coincide con su alumno: «Hay muchísimos aficionados, se ha popularizado no solo en Aragón, si no que en general, pero todavía hay pocos que se animan a competir. Y eso es lo que le daría más impulso al deporte. Además, en Zaragoza hay pocos rocódromos de calidad». Por eso, el darocense aconseja visitar sitios como Rodellar, Alquézar y Vadiello.

Jorge Chueca, responsable de contenidos de Barrabes.com y responsable de contenidos de la revista especializada en escalada ‘Cuadernos técnicos’, opina que lo que más ha crecido la práctica de una modalidad llamada boulder: escalar sin arneses ni cuerdas de seguridad, pero a baja altura. «Se ha popularizado sobre todo en los últimos tres años y entre los más jóvenes. Es ideal para ellos, no requiere demasiado sacrificio ni conocimientos técnicos».

Según el especialista, el «entorno aragonés» hace que los escaladores que adquieren un gran nivel «tienden a cambiar de modalidad» y practicar el alpinismo. Como ejemplo pone a Manu Córdoba. «un gran alpinista y escalador».

Etiquetas