Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

BALONCESTO

El Mann Filter cumplió

Las amarillas superaron con gran holgura, y pudo ser aún mayor, al cuadro portugués.

Lucila Pascua pelea con una jugadora rival.
El Mann Filter cumplió con el trámite
JOSÉ MIGUEL MARCO

Objetivos cumplidos. El Mann Filter Zaragoza no sólo cumplió con el trámite de vencer al Sport Algés e Dafundo portugués en su debut en casa en la Eurocup sino que también alcanzó varias metas: vencer con un basketaverage muy favorable (por si fuera necesario) y dar descanso a sus jugadoras más importantes y que más carga de trabajo acumulan. El conjunto aragonés es tremendamente superior a su adversario de anoche e hizo los deberes. Poco a poco y merced a una intensa defensa y el poderío en el rebote las locales fueron ampliando su ventaja hasta los casi 50 puntos que imperaron al final. Una buena noticia, puesto que el Energa Torun polaco, máximo rival de las amarillas en la lucha por el primer puesto del grupo las derrotaron en tierras lusitanas por 42 puntos.

La enorme superioridad tanto de calidad como de estatura de las zaragozanas tardó demasiado en quedar patente en el marcador. La precipitación y el verlo demasiado fácil llevó a las de Víctor Lapeña a no poder distanciarse de las portuguesas hasta poco antes del descanso. Y es que en algunos momentos las ‘pequeñas’ lusas, sin ningún tipo de presión, jugaron con más tranquilidad y agresividad y llegaron a adelantarse en el marcador 3-5 cuando se llevaban algo más de tres minutos de juego. El tiempo muerto era obligado y el técnico zaragozano lo solicitó.

La charla surtió efecto. El Mann Filter comenzó a mover el balón con criterio, a jugar entre sus pivots, infinitamente más altas que las rivales, y empezaron a sacar provecho de esas opciones claras tanto Luci Pascua como Zlatanova para adelantar a las locales en el electrónico. Además, apareció la muñeca de la tiradora Kresovic para llevar la renta a los ocho puntos.

Pero el Sport Algés e Dafundo, que tenía la importate baja de su pívot norteamericana Robinson, sabía a lo que podía jugar. Su estrategia era marcar un ritmo elevado, lanzar rápidamente a canasta, sin complicaciones, y pelear cada balón como si fuera el último. Por momentos fueron capaces de realizarlo y sacaron partido de la irregularidad zaragozana que volvía a hacer presencia de nuevo sobre el parquet del Siglo XXI.

Las amarillas eran capaces de jugar una posesión con criterio y buscando la mejor opción ofensiva y la siguiente lo hacían con nervios y precipitación. A pesar de eso y de la cantidad de incomprensibles fallos en canastas fáciles desde debajo del aro, la ventaja que las aragonesas fue en aumento.

Y es que Lapeña ordenó una zona que ataba aún más si cabe el rebote y decidió poner en cancha un quinteto más alto todavía con María Pina jugando de ‘tres’. Casi sin querer el Mann Filter se fue al descanso con 16 puntos de ventaja, un 39-23 que a pesar de ser favorable no era del todo gratificante para el vestuario amarillo.

Lógico, ya que en esta competición tan peculiar todas las victorias cuentan y en su posible duelo particular con el Energa Torun en el grupo el ‘average’ también puede hacerlo, por lo que había que buscar una victoria lo mayor posible.

Las chicas de Lapeña regresaron a la pista con la lección aprendida y jugaban muy fácil para acabar con el balón dentro, en Luci Pascua, para que anotara con comodidad. La pívot lo hizo y la renta rápidamete sobrepasó la veintena de puntos.

De entre las rivales destacaba la alero Vrdoljak que sumaba de tres en tres desde el perímetro, ya que el resto sólo podía brillar con su esfuerzo y entrega.

A las amarillas les seguía faltando algo de calma y tranquilidad para rematar el duelo, pero su defensa era intensa y eso ponía las bases del despegue definitivo. Ni siquiera las rotaciones se iban a notar en la noche de ayer. Aprovechando la amplia ventaja, el técnico local dio descanso a Feaster, que apenas jugó, y otorgó bastantes minutos a jugadoras menos habituales como Pina, Casas o Royo. Por aquel entonces la gigantona Henry ya sacaba partido de sus centímetros y el Filter se iba casi por 30.

El arreón final

Pero fue en el último cuarto en el que las amarillas ‘mataron’ el duelo. El cansancio agrandó las diferencias entre unas y otras y por fin llegaron las canastas fáciles para las de Lapeña. Henry también tenía el merecido descanso mientras María Pina aprovechaba sus minutos en cancha para anotar con soltura.

Ni siquiera los fallos, esta vez por relajación, pararon el último arreón amarillo, con robos y rápidos contragolpes que dejaron la renta final en 48 puntos y la sensación del deber cumplido.

Ficha técnica:

Mann Filter 87 Ouviña (0), Brown (2), Feaster (0), Zlatanova (14) y Pascua (14) -cinco inicial-, Casas (9), Kresovic (11), Henry (12), Royo (11) y Pina (14).

Sport Algés e Dafundo 39 Fogaca (4), Foreid (10), Oliveira (2), Vrdoljak (16) y Mills (6) -cinco inicial-, Carvalho (0), Pedro (0), Filipe (0) y Coelho (1).

Parciales: 23-18, 16-5, 21-10 y 27-6.

Árbitros: Karakatsounis (Grecia) y Bassett (Gibraltar). Señalaron una técnica al entrenador visitante. Sin eliminadas por faltas.

Incidencias: partido de la tercera jornada del grupo J de la Eurocup disputado en el pabellón Siglo XXI ante unos 400 espectadores.

Etiquetas