Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

BALONCESTO

El inesperado adiós de Mel Turpin

En el recuerdo Ayer se conoció la muerte de uno de los jugadores de baloncesto con mejor currículum que ha pasado por Zaragoza.

Turpin con la gorra del CAI.
El inesperado adiós de Mel Turpin
HERALDO

Ayer Zaragoza amaneció con una inesperada noticia, la muerte de un ex jugador del CAI, el estadounidense Mel Turpin. Es curioso, porque apenas estuvo una temporada en el club aragonés, pero es uno de los extranjeros más recordados por los aficionados. Sea por su gran pasado NBA, por sus buenas actuaciones con la elástica rojilla o por su tendencia al sobrepeso, pero Turpin suele estar en boca de los aficionados al baloncesto en la ciudad. Ayer sin embargo se volvió a recordar al corpulento pívot, pero por la información de su muerte, además en extrañas circunstancias que apuntan al suicidio.

Mel Turpin, ex jugador americano de 49 años, fue encontrado muerto en su domicilio en North Lexington (Estados Unidos), en lo que según las autoridades habría sido un suicidio. Turpin jugó en las filas del CAI Zaragoza en la temporada 1988-89. Fichaje entonces de relumbrón dado su gran currículum en Estados Unidos.

El responsable de su contratación fue el presidente del CBZ José Luis Rubio, quien ayer recordaba el paso de Turpin por la capital del Ebro y lo extraño de su adquisición. "Realmente fue curioso porque teníamos fichado a Piculín Ortiz por 4 años y lo vinieron a ver de Utah Jazz para llevárselo. Nuestro entrenador era Ranko Zeravica y Piculín no le convencía demasiado y llegamos a un acuerdo de cambio de jugadores, Ortíz por Turpin".

Fue entonces cuando "Zeravica se marchó a Estados Unidos a verlo, le convenció y se hizo la operación. Nosotros, de la ficha de Turpin que rondaba el millón de dólares pagábamos unos 300.000 dólares". Ya en las canchas recuerda Rubio que el pívot "jugó al 70 por ciento de lo que podía dar. Le llamaban 'Mister Hamburguesa' aunque yo no le vi comer demasiadas. Era fuerte, no gordo, porque llevábamos el control del peso. Yo creo que no se adaptó nunca al cien por cien".

El que fuera su presidente rememoraba alguna anécdota protagonizada por el jugador. "Fuimos a Málaga a jugar y cuando estábamos esperando para coger el vuelo de vuelta se dio cuenta de que se había dejado una cartera en el hotel con 200.000 pesetas de la época. Él no estaba nada preocupado, pero mandamos a alguien en un taxi para que la recuperara".

Esa particularidad de Turpin también quedó patente a lo largo de la competición, ya que no rindió a su verdadero nivel todo el año. Eso sí, "hubo partidos en los que se motivaba y marcaba la diferencia. Entre su físico, su corpulencia y su agresividad nadie era capaz de pararle. Dejó buena imagen y todo lo que tenía de grande lo tenía de bonachón".

Es cierto que Turpin dejó huella en Zaragoza, "la gente lo recuerda". Además, Rubio lamenta la "mala racha que llevamos de jugadores que estuvieron aquí y por una situación u otra han ido desapareciendo. Es una pena porque todavía eran jóvenes".

Mel Turpin disputó con el CAI 37 partidos y logró un promedio de 15,2 puntos y 7,2 rebotes por partido en la liga regular. El jugador había tenido una carrera exitosa en la Universidad de Kentucky entre 1980 y 1984 y llegó a la NBA en un flamante puesto número 6 del 'draft' de 1984, en el que estuvieron entre otros Michael Jordan, Charles Barkley o Hakeem Olajuwon. El pívot jugó un total de 361 partidos en su carrera NBA.

Etiquetas