Deportes

SD. HUESCA

El Huesca trata de reaccionar

Después de la derrota sufrida en casa, el equipo azulgrana viaja confiado a Anoeta

Dolió en el Huesca la derrota con el Nástic, pero la pérdida de la imbatibilidad no resultó síntoma de nada. Ni falta gol, ni se juega mal ni hay motivos para preocuparse. El Huesca hace ‘tabula rasa’ y afronta un nuevo partido con la cabeza despejada y las ilusiones intactas. Y vaya partido. Los azulgrana rinden visita otra vez a Anoeta (17.00, Gol TV y Canal+ Liga), estadio precioso de una Real Sociedad que no necesita presentación y que celebra sus cien primeros años. El año pasado, los donostiarras estaban inmersos en la nada y los oscenses acudían en plena pujanza. Perdieron pese a su buena imagen.

Ahora, las circunstancias resultan en cierto modo similares aunque el duelo haya llegado más pronto, en la quinta jornada. El Huesca empezó ganando en Elche, engarzó dos trabajados empates con Las Palmas y Murcia y arrolló al Nástic en la primera mitad. Después, se vio aplastado por el muro que trazaron los catalanes y salieron del duelo con el orgullo herido y la filosofía intacta. Hoy se aspira a la segunda victoria, que de nuevo llegaría lejos de El Alcoraz y engancharía a los de Antonio Calderón a la zona noble.

Las condiciones invitan a que esta aspiración se haga tangible. Vuelve Luis Helguera tras su sanción y esto debería resultar determinante para afrontar la batalla del centro del campo. Un terreno de juego amplio, en el que los espacios han de desarrollar un papel central. También, la ansiedad de los vascos.

Paciencia

Apostar por un empate suele resultar acertado cuando la Real juega en casa, pues solo ha vencido en tres ocasiones en Anoeta en lo que se lleva de 2009. En esta Liga, han puntuado el Murcia (0-0) y el Girona (2-2) la semana pasada. Negras nubes pueden cernirse sobre la playa de la Concha a poco que los ‘txuri urdin’ no desarrollen un buen fútbol.

La paciencia, en el tercer año del equipo guipuzcoano en Segunda, escasea por aquellos lares. Con estos parámetros, si la pelota se tiñe de azulgrana desde el primer momento, las urgencias pueden pesar y mucho en los locales.

Etiquetas