Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

HUESCA 0-0 LEVANTE

El Huesca sigue sin vencer

El conjunto altoarogonés luchó sin tregua, pero no pasó del empate ante el Levante.

Helguera, rodeado por jugadores del Levante.
El Huesca sigue sin vencer
rafael gobantes

Estamos en las mismas. El equipo pone todo lo que sabe y puede, que no es poco. Es capaz de reponerse de una primera parte horrible. Tira de casta para encerrar al rival, que no es manco. Pero el gol se resiste. Es el único problema que hay por el momento. Sin él, el Huesta estaría más arriba en la tabla. Por eso es importante no perder la calma. Porque hay arreglo para lo que ocurre. Y más con la friolera de 33 partidos por disputar.

No es que el Huesca le diese un baño al Levante. Pero con lo que hizo en la segunda mitad pudo ser suficiente para ganar a un conjunto que venía de cargarse al líder y palpar la bonanza de verse en la zona noble de la clasificación.

El primer tiempo fue tan insufrible como un mal parto, así es que casi es más recomendable empezar por el final. Y ahí es ineludible nombrar a Rubiato, que es el delantero que más remata. Ayer apareció en las tres fotos del peligro. Disparó a la base del poste con Reina vencido; sufrió un penalti de Ballesteros que se tragó Teixeira; y tuvo el mano a mano en el descuento que pudo desnivelar la balanza. Y no se crean que tiró al muñeco. La quiso colocar, pero Reina sacó una mano milagrosa.

Fue una segunda parte de casta, que borró los nubarrones de un primer tiempo áspero como pocos. El Levante sabía que no podía dejarle huecos al Huesca para que maniobrase cómodo. Y únicamente lo permitió los primeros cinco minutos. Después adelantó unos metros la línea de presión y se hizo de noche para todos. No hubo tres pases seguidos de ningún equipo, gorrazos sin sentido, imprecisiones constantes.

Las cosas no ocurren porque sí. Los que el año pasado venían a jugar con alegría y se llevaban sopas con honda, ahora se preocupan primero de pertrecharse. Y si luego llega Santa Rita con el jamón, se mete en la alforja, y si no, a la ducha y un puntito más.

Da igual que sea el Numancia, que viene de Primera, o equipos que sobrepasan en muchos ceros el presupuesto del Huesca. Todos son conscientes de que aquí no se regalan caramelos y si hay que jugar a destruir se hace sin el menor rubor. Habrá que decir en favor de estos entrenadores que es normal que lo hagan, viendo lo ocurrido en la primera parte de la pasada campaña.

Antonio Calderón puso arriba a Reinaldo y a Vegar, Rico y Camacho para que entre todos se entendieran. Pero con la malla que colocó el Levante en medio campo, la sensación de ahogo era tal que el equipo se partió. El equipo entendió que solo había una solución. Meterle tanta velocidad al partido que el Levante tuviera que recular. Y en eso hay que aplaudir al Huesca porque requiere un esfuerzo encomiable, y porque aunque fuese con más corazón que exquisiteces, obligó a los valencianos a refugiarse en tablas.

He aquí donde el personal necesita toda la paciencia del mundo. No sería lo mismo si quedaran cinco partidos y el miedo al descenso a Segunda B se nos comiera a todos. Pero con todo lo que resta por jugar y viendo la disposición del equipo, los partidos que lleva ganados a los puntos (o moralmente, como decía el difunto Mendoza) es preciso un ejercicio de comprensión y de cariño, aunque solo sea porque la maldita estadística tiene que ponerse en algún momento a favor del conjunto azulgrana. No queda otra que seguir remando. La otra orilla no está tan lejos como puede parecer.

 

FICHA

Huesca Miguel, Rober, Corona, Dorado, Echaire, Sastre (Víctor Pérez, 84), Helguera, José (Rubiato, 64), Camacho, Rico y Reinaldo (Moisés, 64)._Levante Reina, Cendrós, Ballesteros, Serra, Carril, Pallardó, Iborra, Rubén (Igor, 74), Xisco Nadal (Larrea, 65), Javi Guerra (Pina, 87) y Juanlu.

Árbitro: Teixeira Vitienes del colegio cántabro. Mostró tarjeta amarilla a Moisés y Echaire, del Huesca y a Pallardó, Iborra, Larrea y Cendrós, del Levante.

Incidencias: encuentro correspondiente a la novena jornada de Segunda División disputado en el estadio Alcoraz ante unos 4.000 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones.


Etiquetas