Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

S.D. HUESCA

El Huesca se prepara para el primer lleno

El club azulgrana se prepara para el que puede ser el primer lleno de la temporada en el estreno de la Liga

Puede ser el primer lleno de la temporada. Así lo sospechan los rectores de la Sociedad Deportiva Huesca. Medio siglo después, el equipo azulgrana vuelve a la elite del fútbol tras el ascenso a la Segunda División, ahora denominada Liga Adelante. Alrededor de 5.000 personas podrían presenciar el debut ante el Castellón, en un estadio remozado que ya tiene instalados todos los asientos.

La semana previa al inicio de la competición, el Huesca espera dar un acelerón a una campaña de captación de abonados que marcha por muy buen camino.

El club supera ya los 3.000 socios y se encamina paulatinamente hacia el objetivo de los 4.000. "Sería muy importante empezar bien para fidelizar más aficionados", reconoce José Antonio Martín Petón, uno de los rectores de la entidad.

Esta es la semana del retorno de las vacaciones, lo que seguramente provocará un goteo de aficionados por las oficinas con sede en El Alcoraz, bien para retirar sus carnets bien para generar socios nuevos.

La costumbre tan española de dejar las cosas para el final hace pensar a los gestores oscenses que en los próximos días puede incrementarse notablemente la cifra de abonados.

"Nosotros trabajamos pensando que el domingo podría haber un lleno", reconocía ayer el director gerente del club, Raúl Ojeda. "El hecho de ser el primer partido puede provocar que las gradas estén a rebosar", apostilló el oscense.

Y es que al margen de los socios censados hasta el partido (domingo, 18. 30 ante el Castellón) muchos son los aficionados que no desean perderse el retorno a Segunda, con independencia de si después fidelizan su presencia retirando la tarjeta.

La afición oscense, que abarca también público de Zaragoza y, sobre todo, de las diferentes comarcas del Alto Aragón, espera con impaciencia el encuentro para volcarse en el apoyo a un equipo que ha ofrecido signos positivos durante la pretemporada, que invitan a la esperanza. "Tenemos incluso hasta socios de Teruel, lo cual es muy bonito", confesaba Petón en estas mismas páginas.

Un grito incondicional

Huesca respira en azulgrana, como ha demostrado durante las dos ediciones de la promoción de ascenso que han hecho falta para concretar el regreso a la división de plata.

"Estamos esperando que la empresa que nos ha puesto los asientos venga a poner todavía algunos más, con lo que el aforo del domingo estaría finalmente en torno a las 5.000 plazas", señaló el gerente del club, con un convencimiento bastante sólido de que podría ocurrir así.

De momento ayer se trabajaba a destajo tanto en el interior del estadio como en los aledaños, para tratar de hacer lo más cómodo posible el acceso de todo el mundo el día del partido.

Como en las últimas grandes citas, llegar con antelación se antoja lo más recomendable, como suele insistir el club en estos casos.

Cinco días restan para retormar, cincuenta años después, el sabor del fútbol de elite. El Castellón es el invitado a una fiesta de evidente color azul y grana.

Etiquetas