Despliega el menú
Deportes

S. D. HUESCA

El Huesca hace autocrítica

Tras perder por 0-3 con el Lemona, la plantilla asume que "la culpa" es suya y no cree que se trate de una situación de crisis.

Tan inesperada y decepcionante resultó la derrota de la Sociedad Deportiva Huesca frente al Lemona (0-3) que desde el sábado se realizan análisis para encontrar los porqués. Se habla de las decisiones fallidas del técnico Onésimo Sánchez, del estado físico de los futbolistas o la baja forma de algunos, de lo que han bajado las prestaciones del conjunto azulgrana desde la marcha de Manolo Villanova... La plantilla, por su parte, lo tuvo claro ya desde el pitido final: "La culpa es solo de los jugadores", apunta uno de los capitanes, José Manuel Rodríguez, "Rodri".

En el vestuario se asume tanto la identidad de los responsables como los motivos y, ante todo, que no se trata de una crisis prolongada de resultados que explotó ante el conjunto vasco. Eso, a pesar que se han acumulado dos empates y dos derrotas, sin anotar goles y con seis tantos en contra. "Sé que es difícil de explicar si no se está dentro, pero siempre pienso que la responsabilidad última es de los que ganan y pierden los encuentros", continuaba Rodri.

El de Zuera se ciñe más bien a una cuestión de "sensaciones" negativas que se dieron en ese encuentro con el Lemona "ya desde el calentamiento. Notábamos que no estábamos metidos en lo que debíamos y no había forma de levantarnos las ganas". El Huesca encajó los dos primeros tantos en apenas 15 minutos y "en el vestuario no dimos patadas a las puertas y las botellas, hablamos de lo que nos estaba ocurriendo, aunque no le supimos dar solución". Rodri reconoce que "estamos dolidos y arrepentidos, pero solo por lo del sábado. Ante la Ponferradina y el Sestao River (ambos partidos concluyeron por 0-0) realizamos buenas actuaciones, pero la gente tiende a generalizar". Al fin y al cabo, "de una semana a otra no es normal que haya un cambio tan grande".

Si se suma el bagaje de la etapa con Onésimo, que comenzó con dos triunfos consecutivos y luego con la citada racha, "sí que se podría hablar de que vamos cuesta abajo, pero es que el partido del Lemona hay que aislarlo en su contexto", sostiene Rodri. El Huesca es segundo a dos puntos de la Ponferradina y aventaja al quinto clasificado, el Real Unión de Irún, en siete más el 'golaverage' cuando quedan cinco jornadas para el final de la liga regular. "Nos hemos puesto un nivel de exigencia muy alto -reconoce Rodri-. Lo hablaba el domingo con Robert; el año pasado la gente nos paraba por la calle para felicitarnos por ir octavos y la gran temporada que estábamos realizando, que si no jugábamos el "play off" no pasaba nada...".

Ahora, en la cabeza de todos está "tomarse la revancha" el próximo domingo en el campo del Guijuelo (17.00), "si no empezaremos a hinchar más este globo". Para los jugadores, criticar las decisiones de Onésimo es "el recurso fácil. La cantidad de puntos sumados desde que él llegó es muy similar a la obtenida por Manolo. Tampoco hablaría de la preparación física, estamos igual que hace dos meses y a estas alturas de la campaña todo el trabajo se ha realizado ya".

El propio Rodri, junto a jugadores como Mikel Rico, Tito o Sastre, está pendiente de su participación en Guijuelo, aunque no parece que vaya a haber problemas para todos ellos. Siguen lesionados Rigo, Pérez Rubio y Borrego y el de Zuera recuerda que "hubo más lesionados en la primera vuelta. Tenemos que recuperar a gente para el tramo final y lo perfecto sería dar descanso en los últimos choques". Para ello, urge encontrar las buenas vibraciones perdidas el sábado.

Etiquetas