Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

TENIS DE MESA

El golpe más certero

El jugador del CAI Santiago Jorge Cardona participa en su segundo Mundial de discapacitados físicos que se celebra en Gwangju (Corea del Sur). Junto al medallista paralímpico está el técnico Josep María Jofre.

El medallista paralímpico Jorge Cardona y su entrenador, Josep María Jofre, en el laboratorio de los éxitos: el Centro Deportivo Santiago.
El golpe más certero
J. M. MARCO

Cuenta Jorge Cardona que su golpe más certero con la pala es el revés plano. Un movimiento de muñeca que tiene que hacerse rápidamente, como el juego en una especialidad, el tenis de mesa, que en trece años le ha llevado a la gloria que ansía todo deportista, unos Juegos Olímpicos. Olímpicos porque son grandiosos en su génesis y desarrollo; porque este zaragozano se encumbró en otros Juegos donde el afán de superación lleva unido la palabra premio. Las Paralimpiadas de Pekín lanzaron al estrellado a este jugador que nació casi sin tobillos: un problema en los pies le obligó a convivir durante tres años con unos hierros que sujetaban sus piernas. Pero este obstáculo físico no le ha impedido engordar su palmarés con una buena ración de medallas y trofeos. Lo que empezó siendo un juego infantil culminó en Pekín 2008 con un éxito sin precedentes en la historia del tenis de mesa nacional: plata en la final por equipos (Clase 10). Han pasado dos años y, en la mitad del ciclo olímpico, Jorge Cardona agarra otra vez con determinación la pala para buscar su revés más eficaz en el Campeonato del Mundo para discapacitados físicos que arranca mañana. Londres 2012 se presenta en el horizonte, y la cuenta atrás para la competición más ansiada por el aragonés ya ha comenzado.

La ciudad coreana de Gwangju levanta el telón de un torneo que reúne a lo más selecto de una especialidad en la que no hay tiempo para pensar. La pelota sale lanzada, y a un ritmo frenético pasa de un lado a otro de la mesa, separada en la mitad por una pequeña red. "Se adquiere un hábito mental. Al final, automatizas los movimientos. Se repiten una y mil veces. Si lo haces cinco mil veces, eres un chino", compara Cardona entre risas. Con cinco años, se puso delante de una mesa de 'ping pong', y empezó a explotar un talento que heredó de sus padres y trabajó en el Argón 73, el club decano en Zaragoza del tenis de mesa. Al tener menos movilidad desarrolló otras cualidades que le han permitido brillar en un mundo que no solo se circunscribe a los campeonatos para discapacitados. Con su actual club, el CAI Santiago, acumula títulos regionales y medallas nacionales de todos los colores que cubren las estanterías de su habitación, compartiendo espacio con su ídolo, Elvis Presley. "Técnicamente es un genio, porque tiene un estilo muy particular. Los rivales no saben por dónde va a salir", piropea Josep María Jofre, director técnico del CAI que también se encuentra en Gwangju trabajando junto al seleccionador nacional Carlos Molina.

Suiza fue el primer destino en una competición de caché para Cardona, que aún no había cumplido su mayoría de edad en septiembre de 2006. Su estreno mundialista fue gracias a una invitación. Ocupaba el puesto 48 del ranquin, aunque ya conocía el éxito con la 'Roja' tras ganar en Sicilia y ser segundo en Eslovaquia, ambos torneos por equipos. "Era joven para todo. Tenía mucho ímpetu jugando, pero sólo el paso de los años me ha permitido crecer como jugador y como persona. Mi tipo de juego ha cambiado en la forma, porque los materiales son distintos, y en el fondo, porque también soy más serio. He madurado", reflexiona el zaragozano, que, entonces, no pasó de ronda en el cuadro individual y firmó un destacable cuarto puesto por equipos.

Cuatro años después, y con unos Juegos Paralímpicos que han marcado su trayectoria, Cardona accede al Mundial de Corea del Sur por méritos propios gracias a los puntos que ha sumado por su magnífico rendimiento: es séptimo en la lista de la Federación Internacional y mira hacia arriba. "El listón lo he puesto muy alto: quiero sacar una medalla en la prueba de individual", contesta sin dudar el jugador del CAI Santiago. Cardona debuta mañana en el concurso de Open, abierto a todas las clases de discapacidad; a partir del 30 pugnará por su metal soñado, y desde el 1 de noviembre unirá su pala a la de su compañero José Manuel Ruiz (Caja Granada), con el que espera colgarse el oro. "Son un equipo muy completo y de los más laureados", resalta Jofre, más de cuarenta años viviendo la pasión del tenis de mesa. Los actuales campeones de Europa también lo quieren ser del mundo. Compañeros, pero también rivales. "Al primero que me gustaría ganar en individuales es a él, lo tengo en mis pensamientos. Lo máximo que he logrado arrebatarle son dos sets. A los demás rivales, el chino Yang Ge, el sueco (Fredrik) Andersson (número 1) o el checo Karabec, ya les he derrotado", relata Cardona. El 2 de noviembre, en el pabellón Yeomju Sport Complex, Jorge Cardona puede culminar con su potente revés un campeonato de oro. Sería el mejor regalo en su 22 cumpleaños.

Etiquetas