Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

FÚTBOL

El duelo más apasionante

Messi y Cristiano Ronaldo mantienen una intensa lucha particular por el trono mundial. De momento, el azulgrana aventaja al portugués.

El Portugués del Madrid, Cristiano Ronaldo
El duelo más apasionante
HA

El intenso duelo personal que mantienen Leo Messi y Cristiano Ronaldo se translada también a los partidos internacionales. El choque entre Portugal y Argentina centró la atención del fútbol mundial el pasado miércoles, en una nueva batalla particular entre los dos futbolistas. ¿Quién es el mejor jugador del planeta? Mientras el debate permanece abierto, Messi y Cristiano tratan de no desaprovechar ninguna oportunidad para reivindicar su corona. Aunque se trate de un partido amistoso.

De momento, el azulgrana parece mejor posicionado. Messi, incluso, ya tiene razones para mirar con optimismo la Copa América, un torneo que, según el argentino, su selección «debe ganar». Su posición en el combinado albiceleste ha variado: por fin se siente cómodo con su selección. «Ahora me tiro atrás como en el Barcelona, teniendo mucho contacto con la pelota. Me siento mejor, más últil, explicó el argentino, tras la victoria sobre Portugal (2-1) en Ginebra, con un gol suyo de penalti en la recta final del partido.

El seleccionador argentino, Sergio Batista, profundizaba en esa misma idea: «Messi tiene la libertad para jugar de nueve retrasado», explicó. «Vi a mi jugador un escalón por encima que Cristiano», añadió el técnico. La posición de '9' retrasado no le es ajena a Messi. Messi jugaba tirado a la derecha hasta hace un año, cuando Guardiola decidió ponerlo en el centro del ataque, en el que se fue haciendo cada vez más '9'. Desde entonces el argentino ha duplicado -casi triplicado-, su cosecha de goles; pero además se ha convertido en un gran habilitador de cara al gol.

Messi, con la selección argentina, por fin sabe lo que quieren de él. Todo un progreso, porque eso no estuvo tan claro en la etapa de Maradona, una selección en la que, con muchos menos apoyos, tenía que recuperar la pelota, armar la jugada e incluso culminarla. Por momentos actuaba de '5', de '10' y de '9' en un mismo partido. Demasiadas funciones para un mismo jugador.

Mientras Messi celebraba el paso adelante, Cristiano admitía no estar «feliz con el resultado». Lógico: el pequeño zurdo se le viene cruzando con frecuencia en el camino, desde el 5-0 del Barcelona al Real Madrid en noviembre, hasta el premio al mejor jugador del mundo que el argentino ganó en enero. El delantero blanco festejó en Ginebra un gol especial, porque fue el primero suyo ante un equipo en el que jugara Messi. Pero vio la media hora final desde el banquillo, para tranquilidad del Real Madrid e impotencia suya, privilegiado espectador de cómo su gran rival sellaba la victoria.

Porque fue la Pulga quien se cargó el equipo al hombro en la recta final. Argentina ya no mostraba el fútbol del primer tiempo, pero le sobraban ganas, en parte porque tenía a Messi. La selección argentina «no está de sobresaliente, pero está muy bien», analizó de cara al futuro Messi, que no deja de pensar en la Copa América de julio en Argentina.

«Hay que ser realistas. Nos queda mucho para seguir intentando lo que quiere Batista, y lo vamos a conseguir cuando estemos todos juntos y sepamos la lista definitiva de los convocados para el torneo», explicó el jugador del Barcelona.

Etiquetas