Despliega el menú
Deportes

FÚTBOL SALA

El DKV necesita ganar para sobrevivir

El conjunto aragonés recibe hoy al Torrejón con la obligación de sumar la victoria para escapar de la zona de descenso.

Solo le restan cinco jornadas a la División de Honor y el DKV Seguros continúa malviviendo en la zona de descenso. A tres puntos de la salvación, cota que en estos momentos determina el Gestesa Guadalajara con 22 puntos, los aragoneses reciben hoy al Carnicer Torrejón (21.00, pabellón Príncipe Felipe) con la necesidad de sumar una victoria que lo acerque a la permanencia. El resto de la jornada se disputa mañana. Si los puntos se quedan en casa, el Sala 10 dormirá esta noche en la División de Honor.

Se esperaba la reacción del DKV Seguros, que se ha reforzado en la segunda vuelta con jugadores de reconocido prestigio en el sala español (Cobeta y Alexandre) y de un presente y futuro brillantes (Messias). Sin embargo, los resultados no llegan. Se han dejado escapar oportunidades muy buenas, como las visitas del Tuco Cartagena y MRA Xota, partidos que se podían y debían ganar para escapar del infierno. Se podían y no se han ganado. Solo queda no volver a fallar, sujetar los puntos que hoy salen a concurso. Queda tiempo para salvarse; pero el margen de error cada vez es menor.

Hoy se espera un gran ambiente en el pabellón Príncipe Felipe, escenario de la gestas de antaño. La firma aragonesa La Zaragozana ha distribuido entradas. El objetivo reside en generar un ambiente favorable para que el conjunto que entrena Paco Beltrán sume tres puntos trascendentales. Beltrán apostará por Silva, Cobeta, Messias, Eka y Kel como titulares. Marcelinho jugará unos minutos, y Marcos Latorres unos minutos menos. Carlos Anós, jugador fundamental en la permanencia del año pasado, también puede jugar unos segundos. Quizás las cosas irían mejor con jugadores verticales en la pista, con hombres con capacidad de desborde. Sin embargo, en el DKV Seguros se apuesta por el control, por mover y mover. Faltan rupturas, goles en el segundo palo, desconocidos en este equipo. La causa apunta a que Anós apenas juega y a Messias se le hace correr mucho menos de lo que puede. Si moviendo no se ganan partidos, quizás habría que apostar por correr. Queda poco tiempo para replanteárselo.

El que lo tiene claro es el rival de hoy, el Torrejón. Con muy poco dinero ha trepado hasta la cuarta plaza. Lo ha hecho arriesgando, presionando, corriendo. Ciertamente, admirable. Sin estrellas en la pista, su verdadera estrella es su ideólogo, Pepe Carnicer. Hay que ganarles para sobrevivir. Todo lo demás es ahora accesorio.

Etiquetas