Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

FÚTBOL ARAGONÉS

El descenso amenaza a seis clubes

El Tauste, el Cuarte, el Calatayud, el Mallén, el Alcañiz y el Fraga pueden caer a la Regional Preferente.

Poca emoción contienen los últimos 90 minutos del curso en la zona alta de al Tercera División aragonesa. Todo lo contrario que en el sótano de la categoría, donde media docena del clubes pretenden de escapar de las tres plazas de descenso a Regional Preferente pendientes de adjudicación. El Jacetano ya ha consumado el descenso.

En estos momentos ocupan puesto de descenso el Fraga (34 puntos), el Alcañiz (34) y el Mallén (34). Momentáneamente fuera se encuentran el Calatayud (35), el Cuarte (35) y el Tauste (36). Como dato a subrayar, cabe destacar que solo un club de los seis pertenece a la cercanías de Zaragoza capital. Con el Ebro, el Universidad y el Santa Isabel asomando desde la Regional Preferente, todos los indicadores confirman que la Tercera División aragonesa adquiere progresivamente un carácter metropolitano. El Aragón futbolístico cada vez está más centralizado.

La probable pérdida de la plaza de Fraga reitera la regresión. El club de La Estacada, histórico en la regional aragonesa, incluso militó en la Segunda B. Ahora, tiene un pie y medio en Preferente. Los impagos le pueden costar caros al club del Bajo Cinca. En Alcañiz, los problemas llegaron en forma de lesiones. La pérdida de la ciudad del Bajo Aragón, igual que Jaca, también sería muy sensible en la en la correcta vertebración del fútbol regional.

Calatayud, la segunda ciudad de la provincia de Zaragoza, también puede despeñarse a Preferente. La llegada del técnico Luis Cabeza al banquillo supuso una reacción que espera confirmar en la última jornada. También resucitó el Cuarte con la llegada de Alfredo Muñoz, que recogió un equipo virtualmente descendido y que ahora depende de sí mismo para consumar la permanencia.

También ha reaccionado en las últimas semanas el Tauste con Paco Rúa, un equipo con una plantilla notable que tendrá que esperar al último partido para abrochar la continuidad en la Tercera aragonesa.

Con muchos menos medios que casi todos, el modesto Mallén de Néstor Pérez ha logrado llegar a la última jornada con posibilidades reales de continuidad en la categoría. La salvación aglutinaría un mérito elevado. No dependen de sí mismos, pero están educados en el sufrimiento. Y no todos saben sufrir. Ni para ascender ni para salvar la categoría.

Etiquetas