Despliega el menú
Deportes

POLIDEPORTIVO

El deporte dona una gran fiesta

Gallizo, Melendo y la Federación Española de Fútbol fueron premiados de la Fundación Carlos Sanz

Agapito, con Aurelio Gay
El deporte dona una gran fiesta
TONI GALÁN/A PHOTO AGENCY

El deporte como vehículo solidario. Carlos Sanz lo ha vuelto a conseguir. No ha inventado nada. Simplemente, evidencia la extraordinaria capacidad de superación que puede desarrollar el ser humano cuando se lo propone. Carlos Sanz propone y dispone. El eterno luchador continúa avanzando en su trayectoria vital. Pitos, fútbol, hígados trasplantados. Ahora se ha entregado en cuerpo y alma a la donación de órganos a través de una fundación que lleva su nombre, su apellido y su espíritu. Mercedes Gallizo, secretaria general de Instituciones Penitenciarias; Cristina Melendo, edil del Ayuntamiento de Zaragoza; y la Federación Española de Fútbol fueron los premiados en una nutrida reunión que aglutinó al mundo del deporte, la medicina, la empresa y la judicatura en el Hotel Boston.

 

Agapito y su Zaragoza constituyeron el objetivo de las cámaras. También acudieron los técnicos José Aurelio Gay y Nayim. Y los jugadores Ángel Lafita, Ander Herrera y Raúl Goni. Y los ex jugadores Andoni Cedrún, Xavi Aguado y Santi Aragón. Y ex presidentes, como José Ángel Zalba. Y ex entrenadores del club, como Carlos Rojo. En la sala se sintió la necesidad de reclamar en algún momento una donación de puntos, que tanta falta le hacen al Real Zaragoza.

 

El CAI Zaragoza también acudió, representado por su gerente, Pedro Enériz. Por el CAI Aragón asistieron su presidente, Domingo Aguerri; su director general, Óscar Mainer; y los jugadores Iñaki Malumbres y Carlos Prendes. El directivo Juan Fernández representó al club Sala 10. También compareció el Mann Filter, encabezado por el carismático Fernando Fabra. López Bueno representó al mundo del boxeo, y Carlos Pauner al montañismo. Luis Garriga ocupó un lugar preferente. José Alonso, Juan Carlos Ruiz de Lazcano, Javier Gracia, Luis Soguero, José Luis Iglesia Casas y Pedro Gabasa plasmaron el respaldo del fútbol modesto. El colectivo arbitral también compareció de forma masiva. Hay que subrayar el respaldo absoluto de Luis Ortín y José Antonio Visús, así como resultó destacadísima la presencia del máximo referente actual del arbitraje aragonés, Carlos Clos, totalmente identificado con este colectivo concreto. Fue recibido con gran cariño José Ángel Sevillano, árbitro aragonés censado en el comité navarro, así como José Ignacio Bueno Grimal y Teófilo Gracia Procas. El acto, en suma, significó una declaración de intenciones de unas personas apasionadas por el deporte y por la vida.

Etiquetas