Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CAI BM ARAGÓN

El cielo naranja

Hay que elevar la mirada para encontrar al CAI Aragón en la clasificación de la Liga Asobal. El conjunto aragonés se ha instalado en la tercera plaza de la tabla clasificatoria tras firmar el mejor arranque en sus cinco temporadas de estancia en la elite nacional. Solo el Ciudad Real y el Valladolid resisten el ritmo de la máquina naranja. Cuatro victorias en el mismo número de encuentros confirman la fortaleza de un conjunto aragonés que destila ambición por todos sus poros. Estas son las claves del momento de efervesencia que vive el club.

1. Solvencia ante la crisis. Hay que considerar el contexto en el que se está desarrollando el espectacular arranque del CAI Aragón. Sufre la Asobal un profundo momento de recesión económica y deportiva. El club aragonés, por ejemplo, ha construido la plantilla con un presupuesto inferior en un 30% al del pasado curso. Sin embargo, la entidad aragonesa ha sido una de los escasos clubes que ha dispuesto de dinero para comprar en el mercado exterior. El Barça ha gastado mucho más, pero firmó jugadores esencialmente del mercado de la Asobal: Rutenka. El Ciudad Real y el Valladolid también han mirado a la competición nacional (Cañellas y Svensson). Solo el CAI Aragón ha apostado por jóvenes valores foráneos, hombres que representan inversiones de futuro, aunque algunos han comenzado a ofrecer réditos sobresalientes de inmediato (Larsson y Grebenar).

2. Renovación como imperativo. La sensible transformación que ha sufrido la plantilla aragonesa no obedeció exclusivamente a motivos económicos. Cierto es que el club no podía soportar algunas nóminas. Pero también se imponía una renovación en la plantilla tras la evidente finalización de un ciclo brillantísimo. Se tocó techo en Magdeburgo. La eliminación en Nordhorn en las semifinales de la EHF ya anunció una decadencia certificada después en el oprobio de Gummersbach. Abandonaron el equipo jugadores de relevancia mundial (Zaky, Vatne y Doder) y nacionales contrastados (Álvarez y Sorrentino), además de Ploquin y la baja a última hora de Borges. Ninguno de los fichajes nuevos es especialista. Todas las incorporaciones responden al perfil de jugador equilibrado.

3. Objetivo común. También hubo cambio en el banquillo. Kosovac marchó rumbo a Skjern. Llegó Mariano Ortega, ex jugador de primer nivel y técnico sin experiencia en la elite. Ortega ha apostado claramente por un objetivo común, por jugadores que defiendan su mismo ideario. Hay tanto acné en el banquillo como en la pista. Se pueden cometer pecados de juventud en las dos zonas, pero solo desde el inconformismo juvenil, desde el hambre, desde las ganas locas de ganar, se puede entender que de las cuatro victorias conseguidas en lo que llevamos de Liga, dos hayan llegado a domicilio después de levantar partidos en los que se llegó a perder hasta por seis goles en pistas tan difíciles como las del Arrate y del Naturhouse.

4. Estrellas que alumbran al colectivo. Fredrik Larsson y Gabor Grebenar son los dos hombres de más nivel que han ingresado en la Asobal en la actual temporada procedentes de ligas extranjeras. El talento del sueco y la regularidad del húngaro representan el combustible esencial del motor naranja. Su brillo no solo ilumina su figura, sino que alumbra al colectivo. El uno pilota los triunfos y el otro los remata con la sangre fría de un sicario. De entre las incorporaciones, Malumbres ha aportado solidez a la portería, y Maqueda ha mostrado poderío. Koch-Hansen y Stojanovic difícilmente pueden ir a menos. Sergio Ruiz también va a sumar. Entre los que quedaban, Stankovic, Arrhenius y Amadeo han dado un notable paso al frente. Prendes empuja, sobre todo en defensa, y Pablo da la cara. Los extremos zurdos Cartón y Sifre también aparecerán. Quizá lo mejor no sean los ocho puntos sumados, sino la sensación de que cualquier cambio en este nuevo CAI Aragón solo puede significar un crecimiento en el juego y en la clasificación. Miren la tabla aneja. Sí, aquí mismo, a un centímetro de esta misma línea. Repito: cualquier variación en un grupo joven solo puede ser a mejor. Comiencen a soñar.

Etiquetas