Despliega el menú
Deportes

REAL ZARAGOZA

El caso Colunga se reactiva

Una vez que el Recreativo termine esta noche la liga, los dirigentes onubenses van a centrarse en cerrar su traspaso al Real Zaragoza.

Adrián Colunga, en la Ciudad Deportiva del Zaragoza.
El caso Colunga se reactiva
T. GALáN/A PHOTO AGENCY

Esta noche se acaban los inconvenientes, las excusas y los subterfugios. El Recreativo de Huelva juega a las 18.00 en Vallecas el último partido de liga y, tras el pitido final del árbitro, se declarará el estado vacacional dentro del club albiazul. Los dirigentes onubenses, que hasta hace 15 días vivieron en la zozobra que provoca la búsqueda de la salvación de categoría, nunca quisieron ahondar en las negociaciones por Colunga con sus homónimos zaragocistas por culpa de la competición, que tanto les ocupaba y preocupaba.

Desde esta noche, el impedimento desaparece y Recre y Real Zaragoza quedan en igualdad de condiciones para discutir el fichaje en propiedad del delantero asturiano por parte del club aragonés tras los cinco meses en los que ha jugado cedido sin opción alguna de compra.

El Recre, desde su nerviosa burbuja competitiva del último mes, ha querido provocar varias veces una oferta en firme del Zaragoza con determinadas poses de su presidente, Antonio Mendoza, y del director deportivo, Alfonso Serrano. Pero los responsables zaragocistas, enfrascados en mil problemas de gran envergadura y de todo tipo, no han tenido inconveniente en aguantar parados durante las últimas cuatro semanas y no han tomado la iniciativa. Mucho más cuando se observó que la primera andanada de Agapito con Mendoza por Colunga -a mitad de mayo- mostró que el fichaje del goleador iba a presentar dificultades de índole económico y que iba a requerir un tratamiento intensivo que el Recre no podía dar mientras la Segunda División respirase. Una vez concluida la liga de plata, Agapito, Prieto y Herrera (con Porquera al lado en la asesoría monetaria) pretenden reactivar desde el lunes el trato con sus colegas de Huelva. Si eso coincide y se enlaza con el cierre del caso Contini, el plan estratégico irá por el camino previsto en la sede de La Romareda.

De aquí al 12 de julio, día de vuelta al trabajo en el Real Zaragoza, hay tiempo suficiente para cuajar el negocio con el Recre y en el que el zaragocista Braulio Nóbrega sigue estando incluido, como ya sucedió en enero.

El caso Colunga presenta unos condicionantes curiosos: todo el mundo está de acuerdo en cuál debe ser la resolución final, pero todos saben, asimismo, que las cuestiones financieras pueden impedirlo de no hallarse una fórmula rápida y adecuada que convenza a la totalidad de implicados.

El resultado pretendido es unánime: el Recre no quiere a Colunga y el asturiano no quiere volver allí. Colunga desea quedarse en el Zaragoza. Braulio no quiere continuar en el Zaragoza porque se teme que no va a jugar (así lo ha manifestado ya). El Recre quiere a Braulio y el equipo aragonés ve con buenos ojos utilizar al canario como moneda de cambio en el fichaje de Colunga. Es decir, todo cuadra a la perfección.

Pero el problema es el dinero. Braulio cobra una cifra desorbitada para el Recre (1,2 millones anuales) y tiene aún dos años de contrato en Zaragoza. Agapito ya sabe que este trueque puede costar unos 3 millones. Toca negociar.

Etiquetas