Despliega el menú
Deportes

CAI BM ARAGÓN

El CAI devora al líder

El CAI Aragón está en alza. El viernes pasado empató y mereció vencer en Éibar, ayer devoró al líder de la Asobal, el Reale Ademar, en una exhibición de balonmano que acabó con la imbatibilidad de los leoneses. El calendario anuncia nuevas alegrías, con la visita a Croacia en la Copa EHF y la recepción del Torrevieja en la competición doméstica. La reacción naranja ha llegado. Y lo ha hecho justo a tiempo para subirse al tren de la Asobal, para aproximarse a la Copa del Rey y para avituallarse de moral para afrontar la competición que más le gusta, la Copa EHF.

Desde el inicio se percibió a un CAI Aragón hipermotivado. El talento del Ademar, un bloque formidable, contribuyó a construir un partido precioso. Lo mejor que se ha visto en Zaragoza desde la eliminatoria europea del pasado curso ante el Chambery. El indiscutible potencial del Ademar realza si cabe el mérito del conjunto naranja, que ayer evidenció el cambio radical que ya mostró en la pista del Arrate.

Zaky fue el hombre del partido. Soberbio. Ayer estaba bendecido el egipcio. No se sabe si fue cosa de los dioses Ra o Apis, o de cualquier otra marca de fuagrás, el caso es que el faraón firmó una tarjeta de 14 goles. Solo falló un tiro Zaky, aunque en la acción arrancó un penalti y una exclusión en la defensa marista.

Además de Zaky, en el CAI Aragón hubo más. Mucho más. Todos se dejaron la vida. Mariano Ortega, que ayer volvía al ruedo, el primero. Stankovic, Sorrentino y Víctor alimentaron la primera mitad. En la reanudación explotó Doder, que por fin muestra su gran categoría como anotador. La eficacia de Arrhenius y Prendes en el pivote hizo el resto, pues Borges se estrelló contra el poste y Ploquin tuvo que ser cambiado mucho antes por Pablo.

Con toda noche a remolque, Doder puso la primera ventaja en el minuto 50 (29-28). Antes, el Reale Ademar había demostrado el porqué de su liderato, con un exquisito Sarmiento, Buntic y Bicanic. Borges se entonó en el tramo final para poner la segunda ventaja (31-30). El equilibrio era absoluto. En la grada, Toño Cartón comenzó a rasgar la camiseta negra de Muiña, por si, como en Éibar ante el Arrate, había que jugar con portero-jugador. Aquí llegó la acción clave el choque, al señalar los árbitros penalti sobre Doder y exclusión del Reale Ademar. Zaky armó el sable y partió por la mitad a Vicente Álamo.

Jordi Ribera perdió los papeles al final, fue expulsado y se acordó de los ancestros de los árbitros. La madre de Rodríguez Rodríguez poco tuvo que ver con el resultado de ayer. La causa esencial de la derrota del actual mejor equipo de la Asobal fue el enorme encuentro desarrollado por el CAI Aragón, que, desde el estelar Zaky hasta el último hombre de la plantilla, completó una actuación redonda. El líder, ese formidable equipo que entrena un gran entrenador (aunque ayer perdiera los nervios) llamado Jordi Ribera, fue devorado en Zaragoza. Ese es el indicador más claro del actual estado del CAI Aragón.

 

Ficha técnica

CAI Aragón 36

Reale Ademar 32

CAI Aragón Yohann Ploquin (p.), Alfredo Sorrentino (1), Mariano Ortega (-), Víctor Álvarez (2), Felipe Borges (3), Robert Arrhenius (3),Ivan Stankovic (7) -equipo inicial-, Stian Vatne (-), Carlos Prendes (2), Abel Lamadrid (-), Hussein Zaky (14), Dalibor Doder (3) y Pablo Hernández (p. s.).

Reale Ademar Vicente Álamo (p.), Gonzalo Carou (-), Ricardo Costa (3), Julen Aguinagalde (4), Denis Buntic (4), Martin Stranovsky (4, uno de penalti), Damir Bicanic (5) -equipo inicial-, García Vega (-), Héctor Castresana (2), Daniel Sarmiento (8), Danil Chernov (-), Mikel Aguirrezabalaga (1) y Mirko Alilovic (p. s.).

Parciales: 2-2, 4-4, 5-6, 8-10, 10-12, 13-14 (descanso), 17-17. 19-21, 24-24, 28-28,32-31 y 36-32. n Árbitros: Rodríguez Rodríguez y Rodríguez Murcia. Expulsaron con tarjeta roja al técnico visitante, Jordi Ribera. Excluyeron a Ortega, Prendes, Stankovic; Costa (2), Castresana, Buntic y Aguirrezabalaga. 

Incidencias: décima jornada de la Liga Asobal.Se jugó en el pabellón Príncipe Felipe. Alrededor de 3.500 espectadores.


Etiquetas