Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CAI ZARAGOZA

Fuertes en casa

El CAI Zaragoza se sobrepuso a los problemas físicos de sus jugadores y pudo (81-80) con el Gran Canaria, que tuvo en las manos de Carroll el triunfo en los últimos segundos del partido.

Pablo Aguilar trata de frenar a Taurean Green.
'Pajarón' en Canarias
ÁNGEL MEDINA G./EFE

Los de Las Palmas tuvieron en las manos de su máximo anotador, Jaycee Carroll, el tiro de la victoria prácticamente sobre la bocina, pero no entró y el triunfo se quedó en Zaragoza, donde Quinteros y Hettsheimeir han pasado por distintos problemas físicos la última semana. Por si fuera poco, minutos antes del comienzo del partido el base Joan Riera sufrió un accidente de coche.

Los dos equipos empezaron excesivamente fallones tanto en sus lanzamientos como en sus pases lo que provocó numerosas pérdidas de balón, sin que ninguno pareciera capaz de tomar las riendas del juego.

En el equipo local, el técnico José Luis Abós pronto demostró que el juego interior de su condicionado cinco inicial no le estaba gustando nada, mientras que para su colega Pedro Martínez era la dirección del ex del CAI Taurean Green la que no le satisfacía.

En el segundo cuarto, los locales mantuvieron su dominio gracias a los tres triples seguidos de Van Rossom en dos ocasiones y Aguilar que anotó posteriormente otro cuando su equipo parecía estar lanzado para romper el partido.

Los hombres de Martínez vivían sus peores momentos ante un rival que se quedó a la puerta de la barrera de los diez puntos de ventaja (38-29), pero un triple de Carroll y siete puntos consecutivos de Judson Wallace dejaron las cosas prácticamente igualadas para irse al descanso (42-39).

Tras el descanso los visitantes saltaron a la pista muy motivados y fueron capaces de meter el miedo en el cuerpo a sus rivales con un parcial de 3-9, liderados por un Carroll inspirado desde la línea de triple permitió a su equipo volver a ponerse a su equipo por delante en el marcador, algo que no habían logrado desde el comienzo.

Lejos de amilanarse, los zaragozanos encontraron en el argentino Paolo Quinteros, que no había comenzado en el cinco inicial por sus problemas físicos, pero que acabó sumando 16 puntos con un pleno de aciertos.

Su inspiración permitió a su equipo afrontar los últimos diez minutos de juego con cinco puntos de ventaja que se estiraron hasta los nueve (73-64) con dos triples de Chad Toppert que parecían presagiar un final relativamente tranquilo.

Ocurrió justo lo contrario, los amarillos no tiraron el partido e incrementaron su intensidad defensiva que apagó las luces momentáneamente a los zaragozanos.

A 2:16 para el final, dos tiros libres convertidos por Wallace pusieron de nuevo la igualdad en el marcador (78-78). La balanza podía desequilibrarse a favor de cualquiera, pero ninguno de los jugadores sobre el parqué tenía la mano lo suficiente entonada com para ser el que decidiera.

Un semigancho de Xavi Rey a 69 segundos del final puso a su equipo cerca del triunfo (79-80) que catorce segundos después amargó Adam Chubb machacando el aro. A partir de ahí el electrónico no sufrió variación.

Miso se jugó un triple para la tranquilidad local, pero falló y Green subió el balón en busca de la canasta victoriosa que llegó a Carroll que no acertó. Valía el punto a favor del CAI para decantar a su favor el triunfo.

Ficha técnica

81 - CAI Zaragoza (19+23+25+14): Van Rossom (9), Miso (10), Barlow (10), Phillip (3) y Chubb (8) -cinco inicial- Aguilar (14), Hettsheimeir (3), Quinteros (18) y Toppert (6).

80 - Gran Canaria 2014 (18+21+23+18): Green (9), Beirán (8), Carroll (23), Wallace (19) y Savané (4) -cinco inicial- Bellas, Rey (5), Bramos y Moran (3).

Árbitros: Martín Bertrán, Murgui y Zafra. Excluyeron por cinco faltas personales al visitante Bramos, en el minuto 35.

Incidencias: Partido correspondiente a la decimonovena jornada de la Liga ACB disputado en el Pabellón Príncipe de Zaragoza ante 7.600 espectadores. El partido comenzó con ocho minutos de retraso por un problema con el marcador de 24 segundos. Antes de comenzar, el base local Joan Riera sufrió un accidente de coche al empotrársele por detrás otro vehículo que le impidió jugar y deberá esperar unas horas para saber si sufre alguna consecuencia del latigazo cervical y del dolor que le quedó en la región lumbar.

Etiquetas