Despliega el menú
Deportes

COPA DEL REY DE BALONMANO

El CAI Aragón entra en escena

Ayer arrancó en Zaragoza la XXXIII edición de la Copa del Rey de balonmano. Hoy juega el CAI Aragón, que se medirá con el potente Fútbol Club Barcelona en la serie de cuartos de final

Entre tanto día grande, entre tanta copa, el aficionado zaragozano viene catando de un tiempo a esta parte lo mejor del balonmano mundial. De la Liga Asobal a la Copa EHF, de la Copa EHF a la Copa del Rey, los sorbos de las mejores bodegas han enriquecido el paladar de afición zaragozana, tanto tiempo aislada de la elite. De la abstinencia forzosa se ha pasado casi a la saturación. Partidos y más partidos sin apenas tiempo para reponer fuerzas. Lo peor de estas fiestas encadenadas reside en que últimamente el CAI Aragón tiene pocos motivos que celebrar. Después de un inicio de temporada espléndido, el equipo naranja se ha desplomado en la segunda vuelta, donde ha caído a la sexta plaza en la Liga Asobal y ha sido eliminado de mala manera en la Copa EHF. Cuatro días después del adiós europeo, afronta hoy como local los cuartos de la Copa del Rey, donde le aguarda un trago de lujo, el FC Barcelona (21.00, Teledeporte).

La situación no parece la óptima para el conjunto aragonés. La decepción en la junta directiva y en la afición es evidente y ostensible, dado el pobre rendimiento que viene manifiestando el equipo en los últimos tres meses. Da la impresión de que se está dejando pasar una oportunidad histórica, después de caer eliminado en Europa ante un rival asequible (por supuesto, inferior al Chambery), y de ser en las últimas capaz de vencer únicamente y casi pidiendo la hora a los colistas Algeciras y Teka Cantabria en la Liga Asobal.

Desde cualquier perspectiva se impone una reacción inmediata. Los contrario, esto es, el aburguesamiento que viene reiterando hasta la saciedad una porción de la plantilla solo servirá para la acelerar la depuración del vestuario, medida que, por cierto, no vendría nada de mal aunque la trayectoria se enderece de aquí hasta el final de la temporada. Sobran egos (ego: aprecio excesivo y dos primeras sílabas de egoísmo) y faltan pronombres personales de primera persona que hablen, actúen y sientan la camiseta como lo que debe ser un equipo: una labor colectiva . Hay bastante dinero, mucho trabajo y muchísimo cariño detrás de este proyecto como para bajar los brazos a estas alturas.

La presencia del Barça realza cualquier cita. En esta ocasión, además la llena de urgencias. Los azulgrana también acaban de despedirse de Europa. El conjunto de Manolo Cadenas cayó el pasado domingo en las semifinales de la Liga de Campeones ante el Kiel. La Liga Asobal tampoco está barata para el club catalán, con el omnipresente Ciudad Real gobernando la clasificación. Probablemente, la Copa del Rey represente su última opción de conquista en el actual curso.

Los mismos jugadores

Lesionado Víctor Álvarez, Kosovac dispone de 14 hombres para afrontar el encuentro. Toño Cartón mantiene alguna molestia en el hombro, aunque volverá a jugar. El resto son los hombres (y el entrenador) que perpetraron el oprobio de Nordhorn. También son los mismos que completaron una notable primera vuelta, los mismos que aplastaron al Portland San Antonio, los mismos que derribaron al Chambery Savoie... Los mismos que deben reconducir un camino que en estos momentos no conduce a ninguna parte.

Esperando que se enderece el rumbo, que se regrese a la extraviada senda por la que con tanta alegría caminaba el CAI Aragón, hoy se ofrecerá un trago de lujo en el pabellón Príncipe Felipe. Malo será que, como en los últimos tiempos, el trago se amargue.

Etiquetas