Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CAI ZARAGOZA

El broche de oro para ser el mejor en la historia LEB

Casi sin querer, el CAI venció en Lérida y se convierte en el equipo que acaba la Liga con más triunfos.

Que el CAI es un equipo de otra categoría ya lo sabíamos, pero ayer lo volvió a demostrar al ganar un partido casi sin querer ante un conjunto que se jugaba bastante. Jugando a medio gas, con la intensidad defensiva justita y simplemente aprovechando las enormes lagunas del Plus Pujol Lleida, los de Segura dominaron durante muchos minutos, forzaron casi por compromiso una prórroga y un ex de los ilerdenses como Lucas Victoriano remató el encuentro. Parece que no, pero el triunfo de ayer también sirve, ya que supone que los rojillos son el mejor equipo de la historia de la LEB, al ser el conjunto que acaba con más victorias.

No se podía pedir grandes cosas a un equipo que hace siete días había logrado el ascenso de categoría. Así, el CAI se plantó en el Barris Nord a disfrutar jugando al baloncesto, pero sin la tensión propia de un partido de competición oficial. No se jugaba nada, al contrario que su rival que dependía de este y otro resultado para lograr el factor cancha en el "play off". Esa ausencia de responsabilidad llevó a los rojillos a completar un inicio espectacular. Como si se tratara de un entrenamiento, Quinteros y Lescano enchufaban sus triples, mientras DP y Starosta sacaban petróleo de las geniales asistencias de Victoriano para abrir una brecha impensable antes de comenzar (4-12 y, posteriormente, 6-19).

Los locales no se podían permitir ese lujo y con la entrada en cancha de Thompson y del que fuera base internacional Jaume Comas mejoraron en gran medida, se pusieron serios y recortaron la desventaja a seis justo al concluir el primer cuarto.

La fiesta que vivieron las decenas de aficionados rojillos que se desplazaron a Lérida, no iba con los catalanes, a quien les falta aún trabajo por hacer. Quizá por eso, con un parcial de 8-0 dieron la vuelta al encuentro.

Eso sí, poco más, puesto que el CAI, aunque al ralentí, es mucho CAI, y si no le ponen resistencia es capaz de ganar a cualquiera. Casi sin querer, con fáciles penetraciones y tiros cómodos tanto de cerca como de lejos, volvió a ponerse seis arriba durante el tercer cuarto. Y eso que ya tenían sus minutillos Iván García o Cresnar.

Los sorprendentes triples de Victor tampoco ayudaban a unos locales a los que les bastaba el triunfo, ya que Tenerife ya había perdido en Lugo. Pero ni por esas retomaban el mando del choque.

Solo Mainoldi parecía creer en la remontada y cuando la tenían en la mano apareció un ex como Victoriano para forzar la prórroga con una bandeja en la que nadie le puso oposición y con siete puntos en el tiempo extra llevar a su CAI a lo más alto de la forma más bonita.

Etiquetas