Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

COPA DEL REY

El Barcelona toma ventaja

Leo Messi destrozó al Atlético con tres goles en el partido de ida de octavos de final.

El Barcelona exhibió una aplastante superioridad en el estadio Vicente Calderón, donde anuló a un decepcionante Atlético y prácticamente sentenció su billete para los cuartos de final de la Copa del Rey con comodidad y con tres goles del argentino Leo Messi, imparable para los locales.

Ya el partido de vuelta, la próxima semana en el Camp Nou, parece un trámite. Por el resultado y por la diferencia actual entre ambos conjuntos. Los rojiblancos nunca tuvieron opción. Ni con once, ni con diez jugadores, cuando Heitinga fue expulsado en el minuto 55.

De entrada, la baja del argentino 'Kun' Agüero por una faringitis, aunque tampoco iba a ser titular por decisión técnica, o la suplencia de Ujfalusi ya parecían una ventaja para el Barcelona, que, por mucho que Pep Guardiola diera descanso a Eto'o, Víctor Valdés o Xavi y contara con las ausencias de Puyol, Márquez y Hleb, tiene un plantilla amplísima.

Sin esos futbolistas, el equipo del Barça era de máximas garantías. Estaban Messi, Iniesta, Bojan, Alves o Touré, aunque Guardiola prescindió en el once del francés Thierry Henry. El Atlético, a pesar de la importantísima ausencia de Agüero, también tenía argumentos en ataque con Maxi, Simao y Forlán, pero con las dudas que ofrece su fragilidad defensiva.

Por ahí, por su zona de atrás, le surgen muchos problemas al conjunto rojiblanco. Ya sea en la salida del balón, en los saques de esquina o en las jugadas rivales, como la que dio ventaja al Barcelona a los once minutos de partido.

Una pared en la banda derecha entre Messi y Alves le bastó para desmontar a la defensa local y dejar solo al argentino. No dudó con un disparo raso para batir a Coupet. Y ahí, con ventaja en el marcador, el Barcelona jugó a placer.

No cambió el partido en el inicio de la segunda parte. El Atlético, sin opción, asumió su inferioridad, aún más cuando un centro de Alves por la derecha acabó en penalti. Lo cometió Heitinga por enésima vez este curso, cuando Messi acudía al remate. El argentino no falló la pena máxima.

Luego, el Atlético recortó distancias en el marcador, pero jamás peligró el triunfo azulgrana. Y de nuevo Messi, en los últimos minutos, golpeó en el corazón rojiblanco con su tercer gol. La eliminatoria está decidida.

Etiquetas