Despliega el menú
Deportes

CAI ZARAGOZA

El ascenso ya no es tabú

Aunque los jugadores del CAI mantienen aún cierta cautela, reconocen que el objetivo se halla más cerca que nunca. La plantilla quiere centrarse en el próximo partido, pero ya habla sin tapujos de la ACB

Pronunciarse sobre el ascenso ya no es tabú. Con el objetivo a escasos centímetros de distancia -podría, incluso, alcanzarse el próximo viernes-, los jugadores del CAI Zaragoza ya aceptan el término con naturalidad y llaneza. El discurso de la plantilla aún conserva cierta dosis de moderación; pero ahora, por fin, se menciona la Liga ACB sin supersticiones ni recelos.

"¡Mirad! -advirtió Darren Phillip a los medios de comunicación, nada más finalizar el entrenamiento de ayer-. ¡Ya se observa la luz! Yo, al menos, ya la percibo. Y se halla tan cerca...", bromeó el ala-pívot.

Luego intentó mantener una actitud más comedida, al recordar que el salto de categoría "aún no es matemático"; aunque volvió a retratarse poco después cuando, con una amplia sonrisa, lanzó una confesión: "Reconozco que ya tengo algo preparado para celebrar el ascenso. Sin embargo, no pienso desvelarlo ahora. Lo veréis en su momento", anunció el jugador estadounidense.

¿Qué ha ideado Phillip? Pese a la insistencia, el ala-pívot no ofreció detalles. "Primero ganamos al Inca y, luego, cuando el ascenso sea definitivo, ya hablaremos", explicó el jugador del CAI, que finiquitó el asunto con una promesa: "Tranquilos, porque lo que he pensado promete. Ya me conocéis, ¿no? Con el corazón que tengo, seguro es algo muy grande", adelantó el estadounidense.

"Queremos que el ascenso llegue cuanto antes -añadió-. Ojalá se pudiera alcanzar el viernes, porque lo celebraríamos con nuestros aficionados. Sería como un niño con una gran tarta"

En cualquier caso, también hizo un llamamiento a la prudencia. "Estamos rozando el ascenso, pero no nos podemos desviar ahora. Debemos seguir con la misma actitud. Solo hay que recordar lo que sucedió el pasado año" advirtió Phillip.

Optimismo

Starosta se expresó en los mismos términos que su compañero. "Nuestro objetivo está cerca, muy cerca; y no lo vamos a dejar escapar", señaló el pívot. "Y si podemos subir este mismo viernes, mucho mejor. No creo que el Bruesa se deje sorprender en casa; pero estaría genial que pudiéramos ascender ya este mismo viernes, delante de nuestros aficionados, y así no tener que esperar al partido contra Palma", explicó.

El checho también mostró el camino a seguir. "Debemos mantener los pies en el suelo, y estar concentrados durante todo el partido. No podemos fiarnos, por mucho que el objetivo se encuentre a un par de victorias", subrayó.

Mientras, Óscar González recordó que "quedan todavía dos finales por disputar", aunque también exhibió una inexorable fe en el ascenso: "Estamos fuertes. Llevamos 10 victorias seguidas y nuestro propósito es llegar cuanto antes a nuestro objetivo. Lo ideal sería conseguirlo ante el Inca, porque no es lo mismo subir fuera que hacerlo en casa", confesó el base del conjunto aragonés, que hizo especial hincapié en la actitud del equipo: "Estamos centrados en el próximo partido, que es lo que tenemos que hacer. No nos va a pesar la responsabilidad".

Etiquetas