Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CAI ZARAGOZA

El acuerdo con Cabezas, sólo pendiente del tanteo

El CAI ha presentado ya toda la documentación en la ACB, pero el Unicaja (propietario de sus derechos) tiene cinco días para igualar la oferta si lo quiere.

Cabezas, con España, durante el Mundial de Japón.
El acuerdo con Cabezas, sólo pendiente del tanteo
EFE

El CAI Zaragoza ha aprovechado la oportunidad y ha alcanzado un acuerdo con un base de primer nivel que estaba sin equipo, Carlos Cabezas. El malagueño se ha comprometido con el club aragonés hasta final de la presente temporada, pero existe un pequeño trámite que todavía hay que superar. Dado que los derechos en la ACB del director de juego pertenecen al Unicaja, la entidad andaluza dispone ahora de cinco días para quedarse con el jugador si iguala la oferta rojilla. A pesar de que la cantidad que percibirá Cabezas es muy inferior a su 'caché' todo hace indicar que los malagueños no repescarán al base, puesto en el que actualmente cuenta Aíto García Reneses con el americano Terrell McIntyre y con el uruguayo 'Panchi' Barrera, además del joven hispano-brasileño Freire.

Tras varios días de arduas negociaciones, el CAI Zaragoza ha conseguido presentar ante la ACB esa oferta cualificada que deja el futuro del jugador entre la capital del Ebro o Málaga. El hecho de que Cabezas estuviera sin equipo tras salir del Khimki ruso, donde compartió vestuario con Raúl López y Sergio Scariolo, ha permitido que el jugador bajara considerablemente sus pretensiones económicas y acabara aceptando la propuesta rojilla que ronda los 300.000 euros brutos hasta final de temporada.

Esas cifras hicieron que el CAI Zaragoza, a pesar de las apreturas económicas, haya entendido que se trataba de una buena oportunidad incluso económicamente y, sobre todo, los rectores rojillos han realizado un esfuerzo por contratar a Cabezas, un fichaje "para apuntalar el proyecto".

Se trata de un base de primerísimo nivel, que fue campeón del mundo con la selección española y que da un salto de calidad a la plantilla aragonesa, en la que hasta ahora ocupaban el puesto de '1' el belga Van Rossom, Joan Riera y un versátil Andrés Miso. De esta manera, todo hace indicar que el gran perjudicado con la llegada del malagueño será un Riera que todavía no ha dado la talla.

Sin embargo, fuentes del club zaragozano insistieron en que la contratación de Cabezas no se debe a una desconfianza en el actual equipo sino que responde a una muy buena opción de dar un salto de calidad al proyecto.

Para poder hacer frente a este costoso contrato, el club ha llegado a compromisos con patrocinadores privados e incluso busca un potente 'sponsor' que se una al proyecto aragonés. Eso, unido a la confianza en que las instituciones cumplan con sus promesas, hacen posible ese fichaje.

Sin embargo, todo queda ahora pendiente del Unicaja. Si los andaluces quieren a Cabezas deberán igualar la oferta zaragozana en menos de cinco días, antes de las doce de la noche del próximo miércoles. En caso contrario, el técnico José Luis Abós ya podrá contar con el base para la siguiente jornada liguera, en su visita al Palau Blaugrana.

"Una oportunidad"

Uno de los primeros en expresar la versión del club rojillo fue el director deportivo del club Willy Villar. En su opinión "si Carlos llega será bueno para todos. Sería un fichaje de oportunidad para que Zaragoza dé un paso más para consolidar el proyecto". Sin embargo, Villar también contempla el hecho de que Cabezas no llegue a vestir de rojo: "Si la operación no llega a buen puerto, no pasa nada porque confiamos plenamente en el equipo que hemos confeccionado esta pretemporada. Si la operación no se cierra, no vendría nadie más", comentó.

Con sus palabras quiere defender a un vestuario que a buen seguro no encaja demasiado bien un refuerzo en la tercera jornada de la campaña, por lo que eso conlleva de desconfianza.

Se podría hablar mucho del momento, del precio o de la necesidad del fichaje, pero lo realmente importante en este momento es que se confirme y que Cabezas dé al CAI ese salto de calidad necesario.

Etiquetas