Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Al borde del descenso

Tras la derrota de Alicante, el Real Zaragoza cae hasta el decimoséptimo puesto y su colchón se reduce a un punto.

Leo Franco mira pensativo el marcador del Rico Pérez tras el segundo gol del Hércules.
Al borde del descenso
MANUEL LORENZO/EFE

Cuando parecía que el Real Zaragoza había avanzado varios metros decisivos en el maratón de la permanencia, Aguirre y sus pupilos dieron un paso atrás sobre el césped del estadio Rico Pérez. Los aragoneses, que el sábado pasado ya redujeron el intenso ritmo que les lanzó fuera del descenso durante el mes de enero, desaprovecharon un partido que tenían ganado mientras la mayoría de sus rivales directos en la lucha por la salvación conseguían ganar o, por lo menos, sumar algún que otro valioso punto.

Tras la dolorosa derrota de Alicante, el Real Zaragoza perdió cinco posiciones, y su estrecho colchón, hasta ahora de dos puntos de grosor, se redujo a la mitad. Los aragoneses cuentan con un solo punto de ventaja respecto al Osasuna, equipo que ahora mismo marca la línea de la zona más indeseable de la tabla clasificatoria. Una situación difícil de asimilar para los zaragocistas, que durante 80 minutos soñaron con dormir una noche más en la duodécima posición, a cuatro puntos de los puestos de descenso.

Pero el gol de Farinós, quien puso el empate en el marcador con un impresionante disparo desde fuera del área, despertó a unos jugadores que habían dormitado durante buena parte de la segunda mitad. Siete minutos después, a solo tres del final del encuentro, el sueño zaragozano se convirtió en poco menos que una pesadilla. Trezeguet, tras un fallo de la zaga de Aguirre, arrebató el insuficiente punto que todavía atesoraba el Real Zaragoza, así como un 'gol average' que los blanquillos tenían ganado con el empate a uno.

Tras la buena racha del mes de enero, los aragoneses arrancaron la primera hoja del calendario de 2011 con una ventaja de cuatro puntos sobre el descenso, una diferencia que en solo dos jornadas ha vuelto a encoger hasta alcanzar un tamaño preocupante. Además de perder en el Rico Pérez, el Real Zaragoza no supo ganar la semana pasada a otro rival directo, el Racing de Míster Ali, que se llevó a Santander un empate que dejó un sabor agridulce en La Romareda y dos puntos menos en el casillero de los blanquillos.

 

Una jornada aciaga

Además, el mal resultado cosechado por el Real Zaragoza no se vio mitigado por los resultados de sus rivales directos, la mayoría de los cuales consiguieron puntuar en una jornada aciaga para los intereses de Aguirre y los suyos. Tan solo tres de los nueve equipos involucrados en la batalla de la salvación escucharon el pitido final de sus partidos sin haber sumado al menos un punto. Además del Real Zaragoza, Osasuna y Almería fueron los grandes damnificados de un fin de semana futbolístico que acabará hoy con el encuentro entre Mallorca y Athletic. Los navarros, que perdieron en Anoeta, cayeron a puestos de descenso, mientras que el Almería, que también se enfrentaba a un rival directo, el Levante, permanece en la antepenúltima posición.

Todos los demás, sumaron. El colista Málaga remontó dos goles ante el Getafe y consiguió un empate que le acerca a cuatro puntos de la salvación. También empató el Sporting contra el todopoderoso Barcelona, mientras que Racing, Deportivo y Levante ganaron sus respectivos encuentros.

Etiquetas