Despliega el menú
Deportes

RALLY ESTORIL-MARRAKECH

Durísima jornada para los aragoneses

El equipo aragonés Coviar Raid no pudo disputar la segunda etapa de la prueba debido a problemas mecánicos en su Mitsubishi Montero.

El Mitsubishi del equipo Coviar Raid en el parque de asistencia.
Durísima jornada para los aragoneses
HA

El equipo aragonés Coviar Raid de los pilotos Miguel y Javier Grasa, la única formación española que disputa el Rally Vodafone Estorial-Portimao-Marrakech, hubo de renunciar este lunes a la disputa de la segunda etapa de la prueba, al sufrir un problema mecánico. El equipo, que inició la prueba con una destacada 25ª posición, queda relegado ahora a los últimos lugares. Esta circunstancia les obligará a arrancar con una penalización, justo cuando la competición abandona Portugal y se encamina a Marruecos.

El problema con el Mitsubishi Montero se originó el domingo, en una jornada brillante de los aragoneses, en la que metieron la cabeza entre los mejores. El sector especial de 170,88 kilómetros fue muy duro. Había mucha, mucha arena, lo que afectó al filtro del gasoil, que tomó pequeñas piedras que afectaron al depósito. Temieron, incluso, llegar al parque de asistencia. El vehículo se les paraba en las cuestas. Aún así, completaron la jornada de forma muy destacada.

El domingo por la noche el mecánico Ariel Jatón, que viaja con la escudería aragonesa, solucionó el problema (al vaciar el depósito y sacar la arenilla). Pero este lunes, después de repostar, completar el enlace de 91,88 kilómetros e iniciar la etapa, en el Alentejo, con monte bajo, y polvo, mucho polvo, el Mitsubishi se paró. No había posibilidad de moverlo.

Los pilotos zaragozanos se retiraron de esta etapa, pero continúan en carrera ya que las pruebas del Mundial de Rallys Todo Terreno así lo tienen contemplado. El equipo se aplicó durante la tarde y la noche por arreglar la máquina: hubo que desmontar el depósito para evitar que en la tercera etapa surjan nuevas complicaciones o les proporcione otro susto.

La caravana madruga este martes. A las siete de la mañana se pone en marcha el tercer día de competición con una especial corta, de 104 kilómetros. La expedición se traslada a Marruecos, concretamente a la costera Nador. El miércoles empieza la aventura africana para los hermanos Grasa: laberintos de pistas, caminos rocosos, hierba de camello, dunas, calor sofocante…

Etiquetas